La economía cordobesa se enfría pero no tan rápido como se esperaba

Uso de tecnología como innovación en la empresa cordobesa | PIXABAY

La economía cordobesa se sigue enfriando poco a poco, tras cuatro años de crecimiento. Pero aún no se ha enfriado del todo ni tan rápido como estaba previsto. En el tercer trimestre de 2019, la provincia de Córdoba ha registrado un crecimiento de la actividad económica del 1,9% en términos interanuales (2,1% en Andalucía), según estimaciones de Analistas Económicos de Andalucía, incremento que ha sido ligeramente inferior al del trimestre anterior. Este crecimiento de la economía provincial se ha visto reflejado en el aumento del empleo, así como en la evolución de la actividad turística.

Las estimaciones para el conjunto de 2019 apuntan a un aumento del PIB provincial del 1,8% (2,1% en Andalucía), mientras que el crecimiento esperado para 2020 sería del 1,4%, inferior al previsto para la región (1,7%).

El empleo en la provincia de Córdoba, según la EPA, ha seguido una favorable trayectoria en el tercer trimestre de 2019, ya que ha mostrado un aumento interanual del 3,2% (2,2% en Andalucía), siendo más moderado el incremento del número de afiliados a la Seguridad Social, cuya tasa interanual entre julio y septiembre ha sido del 1,7% (3,1% en la región).

El avance del empleo se ha debido íntegramente a la positiva trayectoria estimada en el sector servicios (6,8%), manteniéndose estable el número de ocupados en la industria. Por el contrario, el empleo en los sectores construcción y agrario ha disminuido (-13,2% y -10,6%, respectivamente), acumulando, en el primer caso, tres trimestres de descensos. Por otro lado, el número de parados ha aumentado un 2,6% (-3,6% en Andalucía), lo que coincide con un incremento de la población activa del 3,1%, la tasa más elevada de la región (0,9%). De este modo, la tasa de paro se ha mantenido prácticamente estable (-0,1%), situándose en el 25,3%, la más alta de Andalucía (21,8%).

Respecto al sector de la construcción, en la provincia se han registrado 907 viviendas nuevas visadas en el acumulado enero-septiembre de 2019, lo que supone un descenso del 10,3% respecto al mismo periodo del año anterior, tras cuatro años de aumentos. En cuanto a la actividad inmobiliaria, el número de compraventas de viviendas ha descendido un 1,4%, en línea con el comportamiento de la región (-1,7%). Esta desaceleración se ha debido al retroceso tanto de las transacciones de viviendas nuevas como usadas (-1,0% y -1,5%, respectivamente). La caída de la demanda inmobiliaria se ha reflejado en las hipotecas sobre viviendas, que han disminuido un 2,2% hasta septiembre en términos interanuales (0,5% en Andalucía), mientras que el importe suscrito se ha incrementado un 0,4%. Por otro lado, el precio medio de la vivienda libre ha disminuido un 0,4% interanual en el tercer trimestre de 2019 (3,3% en el conjunto regional).

En lo referente a la actividad empresarial, el número de sociedades creadas ha disminuido un 9,7% en la provincia en el acumulado enero septiembre de 2019, en tanto que el importe se ha incrementado un 8,3% en términos interanuales. Esta trayectoria unida a un aumento del número de sociedades disueltas (27,9%) ha generado un incremento del índice de rotación (disueltas/creadas) de 9,3 p.p., situándose en el 31,5%, el más elevado de Andalucía, donde en promedio ha alcanzado el 20,6%.

Los principales indicadores de demanda muestran una desfavorable trayectoria en lo que va de año, a tenor de los datos sobre matriculaciones de turismos y vehículos de carga, ya que ambos han disminuido entre enero y octubre de 2019 (-12,3% y -5,4%, respectivamente, en términos interanuales). El comportamiento de la demanda exterior no ha sido más positivo, ya que mientras que la cantidad de bienes exportados ha aumentado un 1,8% en Córdoba la provincia hasta septiembre, en términos monetarios han disminuido un 9,7%, la caída más intensa de Andalucía.

Por otro lado, los datos referentes a la actividad turística han mostrado buen tono en la provincia en el acumulado enero-octubre de 2019. En este sentido, el número de viajeros alojados en establecimientos hoteleros ha aumentado un 3,4% en términos interanuales (5,5% en Andalucía), similar comportamiento al seguido por el número de pernoctaciones (5,6%). Atendiendo a la nacionalidad de los viajeros, tanto las pernoctaciones de los residentes en España como las de extranjeros han aumentado (3,6% y 8,6%, respectivamente). Igualmente, los indicadores de oferta hotelera han seguido una favorable trayectoria de forma que tanto el número de establecimientos hoteleros como el número de plazas estimadas han aumentado a ritmos del 3,2% y 2,4%, respectivamente, estimándose en el caso del personal ocupado en establecimientos hoteleros un incremento del 5,5%, una de las tasas de crecimiento más elevada de la región (3,6%).

Etiquetas
stats