Ecologistas en Acción ve insuficiente la información de CHG y Junta sobre el vertido de orujo

Zona en la que se detectó el vertido | LARREA

Cuando ha transcurrido más de un mes desde que se produjo, el pasado 19 de junio, el vertido de orujo al Río Gudalquivir desde las instalaciones de Oleícola El Tejar en Pedro Abad (Córdoba), la Asociación Ecologistas en Acción de Córdoba ha calificado de “insuficiente y poco rigurosa la información que la Junta de Andalucía, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) y la propia empresa han trasladado a la opinión pública”.

Según critica Ecologistas en Acción en un comunicado, ambas instituciones han indicado que “el orujo o alpeorujo no es una sustancia tóxica, olvidando que debido al alto contenido de este residuo en ácidos grasos y fenoles, son sustancias que tienen capacidad para causar la muerte a plantas y a pequeños organismos”, por lo que el daño causado en el Guadalquivir entre Pedro Abad y Córdoba “es mayor que el manifestado por el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que lo limita a la mortalidad de los peces”.

En cambio, para la asociación ecologistas, “la base del ecosistema fluvial (plantas acuáticas, pequeños invertebrados, etcétera), se ha visto afectada, tanto por la falta de oxigeno disuelto,como por la toxicidad del alpeorujo”, lo que ha llevado a Ecologistas en Acción a preguntarse “si la Junta o la CHG han realizado un análisis de los macroinvertebrados y del fitoplacton fluvial, y cuáles han sido los resultados”.

En cuanto a la mortalidad de peces, “el consejero de Medio Ambiente ha señalado que se ha producido sobre todo entre las especies exóticas invasoras, obviando que el reducido número de especies autóctonas en las aguas del Guadalquivir es consecuencia de la graves alteraciones que sufre nuestro río por las políticas de regulación del caudal, así como por la contaminación difusa”, lo que afecta especialmente a la boga, obviando, además, “que el vertido de alpeorujo ha afectado a un tramo significativo de una Zona de Especial Conservación”.

Ecologistas en Acción propone, como medida compesatoria para recuperar las poblaciones de bogas que hayan sobrevivido al vertido, la de “facilitar su migración entre el Guadalquivir y los arroyos donde se reproduce (Guadalbarbo, Rabanales y Guadarromán), mediante la eliminación de barreras existentes que entre el Guadalquivir y estos arroyos, recuparando a su vez sus tramos bajos”.

Por último, la asociación ecologista cree necesario “aclarar cuándo y qué duración tuvo el vertido de alpeorujo y cuál fue el motivo por el que durante el periodo en que se produce el mismo la empresa no realiza labores de contención ni comunica el accidente a la Administración”, preguntándose por qué “cuando se concede en 2011 la Autorización Ambiental Unificada no se establecen medidas preventivas que eviten el vertido de los residuos al río en caso de un eventual accidente”.

Etiquetas
stats