Donan dos coches eléctricos para que los niños del Reina Sofía pierdan el miedo a ir al quirófano

Los dos coches eléctricos donados.

Todo para que los más pequeños no tengan miedo ni sufran estrés de cara a una operación.  Esto pensaron desde la organización Por la sonrisa de un niño, que durante este lunes han entregado al Hospital Reina Sofía dos coches eléctricos para que los niños sientan que acudir a un quirófano o a una prueba médica es todo un juego.

Los superhéroes Iron Man, Spiderman y Lady Bug han sido los encargados de regalar este especial regalo a los menores ingresados que, junto a los Kiciclos donados por la asociación cordobesa Almazaras de la Subbética, convertirán su estancia en el hospital en toda una aventura. Los dos coches eléctricos están dotados de música, luces y control remoto que recogerán a los niños en su habitación y los llevarán hasta el lugar en el que tengan que realizarse las pruebas o intervenciones.

Según explican desde el hospital, estos coches eléctricos tienen como objetivo reducir al máximo posible el estrés que una intervención quirúrgica puede generar en el menor o la ansiedad que provoca la realización de algunos procedimientos. Con esta donación, este proceso se convierte en un juego para los niños y niñas ingresados“.

La asociación Por la sonrisa de un niño’ es una ONG que colabora con la Unidad de Actividades Motivacionales del Hospital Reina Sofía poniendo en marcha diferentes iniciativas para hacer más llevadera la estancia de los menores, una solidaridad que se traduce en bienestar y tranquilidad para familias y pacientes.

Etiquetas
stats