Una dimisión en vacaciones contra los cimientos del cogobierno

Rafael del Castillo, en un Pleno, habla con Vicky López de Ganemos | MADERO CUBERO

"Los Servicios Sociales no son ninguna tontería. Son la competencia clave de este mandato". Un veterano socialista resumía así en unos muy poco concurridos pasillos de Capitulares lo que ha supuesto para el cogobierno la dimisión del concejal de Izquierda Unida Rafael del Castillo, que no por esperada ha resultado menos sorpresiva por el momento: en plenas vacaciones de agosto, cuando menos actividad hay en el Ayuntamiento.

La marcha de Rafael del Castillo abre, aunque nadie lo diga públicamente, una crisis interna que se trata de taponar aparentando normalidad y nombrando rápidamente a quien lo sustituya. Del Castillo se destacó en el anterior mandato como una de las cabezas visibles de Stop Desahucios (organización que hasta recibió la medalla de la ciudad) junto a Rafael Blázquez. Hasta ahora, los dos rafaeles compartían cargo, pero uno con responsabilidad de gobierno y otro sin ella. Blázquez, en Ganemos, apostó por entrar en el gobierno local. Del Castillo también, pero conforme avanzó el mandato se distanció de esta postura e incluso llegó a defender internamente la salida y la ruptura con el PSOE sin desalojar a Isabel Ambrosio de la Alcaldía.

IU ha cerrado filas. Al menos, aparentemente. En el Consejo Local del domingo se decidió que fuese Juan Hidalgo el sustituto de Rafael del Castillo, tras la renuncia de dos personas que iban por delante en la lista electoral. Pero la postura crítica del concejal dimitido es compartida por un sector que orbita en IU, más cerca de los postulados del Colectivo Prometeo y del Frente Cívico de Julio Anguita. Este sector, que no está presente en el Consejo Local, nunca vio con buenos ojos el pacto de gobierno con el PSOE, que ahora también critica Podemos en Andalucía y Ganemos en Córdoba. Y es ahí donde se vislumbra una brecha.

Octubre será una fecha clave para saber si los cimientos del cogobierno son fuertes o no. En ese mes, IU celebra una asamblea regional en la que se debatirá mucho de la convergencia. El actual coordinador regional Antonio Maíllo ha dicho públicamente que será una asamblea "aclaratoria" sobre la postura que a partir de entonces tiene que tener IU en su relación con el PSOE.

Córdoba es una ciudad clave en esa convergencia que buscan IU y Podemos ante las elecciones municipales de 2019. El propio Alberto Garzón ha señalado a Pablo Iglesias la particularidad de Córdoba, donde IU cogobierna con el PSOE. En ocasiones, incluso, se ha mostrado tibio sobre el papel de su partido en el Ayuntamiento cordobés, aunque siempre ha respetado la independencia de sus compañeros en la ciudad.

Si en octubre logran una nítida victoria en la asamblea de IU los partidarios de una ruptura con el PSOE el cogobierno saldrá herido.

Mientras, en el PSOE, las críticas de Rafael del Castillo tras su dimisión han sentado peor que mal. Este martes, Emilio Aumente le afeaba que él también necesitaba personal en policía y bomberos y no por eso tiraba la toalla. Y señalaba que en privado del Castillo nunca le dijo lo que escribió en público para explicar su renuncia.

Los socialistas confían en que se respete el pacto de gobierno firmado con IU, y el acuerdo de gobernabilidad con Ganemos, que contempla 51 medidas. Objetivamente entienden que esas 51 medidas se están cumpliendo escrupulosamente, algunas en mayor medida que otras. El PSOE de Capitulares, además, espera que la victoria de Pedro Sánchez en Ferraz y su acercamiento a Pablo Iglesias contribuya a apaciguar unas aguas que bajan revueltas en Podemos Andalucía.

En Castilla La Mancha, Podemos acaba de entrar a un gobierno del PSOE, algo que ha sido duramente criticado por sus compañeros en Andalucía. Teresa Rodríguez es, hoy por hoy, el cargo de Podemos que más distancias marca con el PSOE, sobre todo con el que lidera en Andalucía Susana Díaz. Por eso, los socialistas cordobeses se preguntan: "¿A quién hacer caso, al Podemos de Pablo Iglesias o al de Teresa Rodríguez?". En Podemos se preguntan lo mismo pero al revés: "¿Al PSOE de Pedro Sánchez o al de Susana Díaz?".

Etiquetas
stats