Diez empresas se presentan al concurso para actualizar el catastro municipal

Luis Martín, Rafael Navas y José María Bellido. | MADERO CUBERO
El Ayuntamiento publica el contrato, valorado en casi 77.000 euros al año, con el objetivo de regularizar la situación fiscal de los inmuebles urbanos y rústicos de Córdoba

Un total de diez empresas se han presentado al concurso público abierto por el Ayuntamiento de Córdoba para la actualización y revisión del catastro de la ciudad. Ayer se abrieron los sobres con las ofertas presentadas, según consta en el perfil del contratante del Consistorio cordobés. Las diez empresas son Topoingenia, Carácter Control, Servicios de Colaboración Integral, José Fernández Tomás y otros, Pedro Javier Moreno Bravo, TCA Geomática, B&V Arquitectura y Urbanismo, Gestiones Catastrales y Urbanísticas, ABG Arquitectura, Urbanismo y Rehabilitación, y Jacobo Fernández Pérez de Guzmán.

Una de estas diez empresas se encargará de revisar y actualizar la situación catastral de los inmuebles rústicos y urbanos del término municipal de Córdoba. Estos trabajos están valorados en 77.000 euros y se tendrán que desarrollar durante todo este año.

En concreto, el pliego de condiciones técnicas para esta contratación señala que la empresa que se haga con el mismo tendrá que realizar un intenso trabajo para la “regularización y actualización catastral y tributaria de inmuebles de naturaleza urbana y rústica del término municipal de Córdoba”. Así, detalla los trabajos que los técnicos tendrán que realizar.

En primer lugar, se tendrá que comprobar, mediante mediciones y hasta fotografías, las distintas construcciones existentes en el término municipal de Córdoba. También habrá que investigar y determinar quienes son los titulares y cotitulares catastrales, y si están al día con el el pago del IBI. También deberán elaborar un intenso trabajo de planimetría y una actualización cartográfica del término municipal, con una “propuesta de aplicación de valores, superficies, usos y destinos”. Es decir, qué impuesto debe pagar cada uno de los propietarios. El Ayuntamiento detalla que los trabajos le pertenecerán y que, desde luego, la última palabra sobre la actualización del catastro y el IBI la tendrá el propio Consistorio.

Etiquetas
stats