Dos detenidos por tráfico de hachís en Adamuz

.
En Montilla se ha imputado a un hombre de 24 años como supuesto autor de un delito de incendio en masa forestal

La Guardia Civil ha detenido en Adamuz, a dos jóvenes de 20 y 27 años de edad, ambos vecinos de Villa del Río, como supuestos autores de un delito Contra la Salud Pública, por tráfico de drogas.

Dentro del marco de los servicios establecidos, en aplicación a los Planes Nacionales de la Dirección General de la Guardia Civil, llevados a efecto en la provincia, para la erradicación de la venta y consumo de sustancias estupefacientes, la Guardia Civil procedió a identificar a los dos ocupantes de un vehículo que le resultó sospechoso.

Tras parar el vehículo e identificar a sus dos ocupantes, que resultaron ser dos vecinos de Villa del Río, de 20 y 27 años de edad, los Guardias Civiles observaron una actitud muy nerviosa en ambas personas, lo que les hizo pensar que pudieran transportar algún tipo de droga, para su distribución y venta al menudeo. Ante ello, decidieron efectuar un registro corporal superficial a los sospechosos, que permitió localizar oculto entre las ropas que vestía uno de ellos 254 dosis de hachís, preparadas y dispuestas para su distribución y venta en 12 “bellotas”.

Ante este hallazgo, la Guardia Civil procedió a la aprehensión de la droga y a la detención de los dos ocupantes del vehículo, como supuestos autores de un delito de tráfico de drogas y a su traslado a las dependencias del Puesto de Adamuz para la instrucción de las pertinentes diligencias.

Detenidos, diligencias instruidas, droga intervenida, así como el vehículo donde se transporta la droga han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial.

Por otro lado, la Guardia Civil ha imputado en Montilla a un vecino de Aguilar de la Frontera, de 24 años, como supuesto autor de un delito de incendio en masa forestal.

El pasado día 27 de junio de 2012, la Guardia Civil tuvo conocimiento a través de varias llamadas telefónicas recibidas en el Puesto de Montilla que en el paraje conocido por “Llano del Batan-La Campiñuela de Doña Montilla, ubicado en el término municipal de Montilla, se estaba produciendo un incendio.

Inmediatamente, la Guardia Civil se trasladó al lugar indicado donde igualmente se personaron varias dotaciones de Bomberos de Montilla, personal de extinción de incendios del INFOCA y un Agente de Medio Ambiente de la Delegación Territorial de la Conserjería de Agricultura, pesca y Medio Ambiente.

Tras quedar totalmente extinguido el incendio, la Guardia Civil y el Agente de Medio Ambiente, efectuaron una primera inspección ocular de la zona, que permitió localizar en las inmediaciones de la finca una “capacha” de las utilizadas por los agricultores de la zona para el transporte de comida, conteniendo en su interior varios alimentos, lo que hizo a los investigadores sospechar que la misma pudiera ser propiedad de la persona que efectuaba las labores agrícolas en la finca.

Tras una inspección más exhaustiva de la zona, se pudo comprobar que el fuego se había iniciado como consecuencia de labores agrícolas de limpieza tras el secado de olivos y cepas de vid que se habían acumulado en ambos márgenes del Arroyo Martínduelamo, a su paso por la finca, labores que al parecer habían sido efectuadas por un familiar del propietario de la finca.

El avance de la investigación, permitió saber que el supuesto autor del incendio, al ver las magnitudes que iba alcanzando, abandonó el lugar, dejando supuestamente en las inmediaciones “la capacha” que se había localizado.

Ante ello, la Guardia Civil tras identificar a la persona que habitualmente efectuaba las labores agrícolas, procedió a su imputación como supuesto autor de un incendio forestal por imprudencia, toda vez que al proceder a la quema de los restos resultantes del secado de olivos y cepas de vid, no adoptó las medidas de seguridad suficientes para que el fuego no se propagase.

En la extinción del incendio colaboró además de la Guardia Civil personal de extinción de incendios de Montilla, que empleó 3 dotaciones de bomberos con un camión y dos motobombas, así como la del personal de extinción de incendios del INFOCA y un Agente de Medio Ambiente.

La pronta y eficaz respuesta de los dispositivos contra incendios permitieron que el incendio quedase totalmente extinguido aquel mismo día 27 de junio, si bien fueron pasto de las llamas una amplia extensión de terreno dedicado a matorral, cañaveral, zarza y álamo.

La Guardia Civil recuerda la prohibición expresa y con carácter general del uso del fuego, en cualquiera de sus variantes, en terrenos forestales, entre el 1 de junio y el 15 de octubre.

Para luchar contra estos ilícitos, la Guardia Civil de Córdoba, fundamentalmente a través de sus unidades del SEPRONA, mantiene activado un operativo especial de servicio orientado a la prevención de incendios forestales, que se intensificó a partir del pasado día 1 de Junio.

Etiquetas
stats