La detenida por matar a su pareja en la Fuenseca denunció malos tratos

Vivienda donde se produjo el crimen.

La mujer detenida el viernes por asesinar a su pareja denunció malos tratos. Así lo avanzó ayer el diario La Razón. Estas denuncias no terminaron en condena -el hombre fue absuelto- ni tampoco con la relación entre ambos. Pero la mujer insistió ante los agentes en que la violencia, incluida la de carácter sexual, siguió contra ella.

El crimen pudo suceder a principios de octubre. Desde entonces, el cadáver del hombre se mantuvo bajo un montón de escombros de la infravivienda en la que ambos vivían en el número 3 de la plaza de la Fuenseca. El juez ordenó este sábado el ingreso en prisión provisional sin fianza a la detenida. La mujer había pasado la noche del viernes arrestada en los calabozos de la Policía Nacional. A las 10:20 de ese día, los bomberos fueron requeridos para abrir el domicilio de la sospechosa. Dentro, los efectivos hallaron el cadáver.

En principio, las fuentes consultadas señalan que la sospechosa convivía con el cadáver desde hacía casi cuatro meses. Los vecinos de la zona han relatado a este periódico que la arrestada -de unos 40 años- se derrumbó el viernes cuando llegó la Policía Nacional a registrar la casa. “Se sentó en la plaza y confesó que lo había matado a cuchilladas”, cuentan los testigos. La víctima, de unos 50 años, se llamaba Manuel y procedía de Sevilla. Junto a la mujer, llevaba tiempo ocupando de manera irregular la vivienda de la calle Fuenseca. Era frecuente oírlos discutir pero la pareja nunca tuvo problemas con los vecinos. “Eran muy respetuosos”, afirman.

Desde octubre no se sabía nada de Manuel. Ese mismo mes empezó a percibirse un fuerte olor procedente de la vivienda. “Pusimos denuncias y vinieron agentes de la Policía Local y trabajadores de Sadeco pero de la casa solo sacaron unas cuantas perdices muertas. Después, el olor desapareció y ya solo supimos que la familia del hombre había puesto una denuncia por su desaparición”, prosiguen los residentes. Las pesquisas de la búsqueda llevaron a la Policía Nacional de vuelta a la vivienda que había compartido la víctima con el acusado. Después de que los bomberos forzasen la entrada este viernes, los agentes encontraron el cadáver bajo un montón de escombros.

Etiquetas
stats