Detenida por hurtar 3.000 euros en joyas tras ser despedida

Imagen de archivo de joyas recuperadas por la Policía Nacional.
La mujer se había hecho con una llave y accedía al domicilio y a la tienda anexa por una puerta lateral

Agentes de la Policía Nacional han detenido una mujer por presuntamente hurtar en diferentes ocasiones dinero y joyas de un establecimiento comercial y de la vivienda anexa al mismo donde había trabajado, informa una nota de prensa. La investigación se inició a finales del mes pasado los propietarios de una tienda denunciaron sus sospechas de que una antigua trabajadora del hogar, pudiese estar sustrayéndole joyas y dinero en metálico.

Estas sospechas comenzaron cuando se percataron en varias ocasiones de la desaparición de objetos de valor, normalmente joyas, y de dinero en metálico. En esa ocasión, los propietarios del establecimiento sospecharon de la misma mujer. Pero en ese momento, no denunciaron y simplemente despidieron a la mujer y cambiaron la cerradura de acceso al establecimiento.

Según relataban en la denuncia, durante algún tiempo los hurtos cesaron si bien en fechas recientes, las desapariciones de objetos valiosos y dinero en efectivo tanto a los dueños como a trabajadores del establecimiento habían vuelto a sucede,r por lo que esta vez denunciaron lo sucedido.

Los agentes de Policía Judicial de la Comisaría del Figueroa recopilaron pruebas, declaraciones, testimonios por los que averiguaron que la sospechosa había realizado al menos ocho operaciones en casas de compra-venta de oro. Allí, los agentes encontraron las piezas que habían sido denunciadas como desaparecidas.

Además, algunos testigos situaban a la mujer entrando en el antiguo domicilio donde solía trabajar, pero una vez que había terminado la relación laboral. La sospechosa accedía por la puerta de acceso trasera y siempre llamaba previamente al porterillo automático para comprobar si había alguien en el recinto. Y accedía usando unas llaves que, al parecer, habían sido conseguidas de un modo ilícito.

Por todo ello, se detuvo a la mujer como presunta autora de un delito contra el patrimonio por un montante total -entre dinero en efectivo y joyas- de unos 3.000 euros y se recuperaron varias de las piezas de oro sustraídas.

Etiquetas
stats