Descubren cinco kilos de marihuana al acudir a una urgencia sanitaria

Droga intervenida en el piso de Huerta de la Reina.
La Policía Nacional halló un invernadero en el interior de una vivienda de la calle Huerta de la Reina a la que había acudido a auxiliar a una persona que había ingerido una gran cantidad de pastillas

Agentes de la Policía Nacional han detenido a los moradores de un inmueble ubicado en la barriada de la Huerta de la Reina como presuntos autores de un delito contra la salud pública, al descubrir, al acudir a una llamada de auxilio humanitario, como éstos habían transformado uno de los habitáculos del piso en el que vivían en un invernadero para el cultivo de marihuana.

Según ha informado la Policía Nacional a través de una nota de prensa, la actuación tuvo lugar a media noche del pasado viernes día 12, tras recibirse una llamada en la Sala Operativa del 091 en la que se alertaba sobre que una persona precisaba asistencia médica tras haber ingerido gran cantidad de pastillas, si bien los sanitarios no podían acceder al interior del cuarto donde se hallaba.

Ante tal requerimiento, de inmediato se comisionó al lugar a un indicativo policial, cuyos integrantes a su llegada pudieron comprobar como efectivamente en el inmueble se encontraba una dotación sanitaria que no podía auxiliar a ésta persona porque se había encerrado en una de las habitaciones del piso. Esta persona se negaba a abrir la puerta. Según la nota de la Policía, la pareja instó a los agentes a que trataran de acceder a través de una habitación anexa, facilitándoles el paso, momento en el cual los agentes comprobaron como dicha habitación se trataba realmente de un invernadero indoor. Como quiera que lo prioritario era la asistencia de la persona encerrada, continuaron con su actuación, logrando finalmente acceder a donde estaba dicha persona, que se encontraba muy alterada y que llegó a acometer contra los policías.

Una vez tranquilizada, y tras recibir la asistencia sanitaria precisa, los agentes preguntaron a los dos moradores la propiedad de la droga que previamente había visto, manifestando que era de ambos. La pareja admitió que cultivaba la droga en su domicilio marihuana como "medio de ganarse la vida", haciéndoles entrega de toda la sustancia estupefaciente que tenían en el domicilio, en concreto 4.920 gramos de marihuana y 215 gramos de hachís. Las plantaciones contaban con todos los elementos de ventilación, riego y climatización necesarios para favorecer su cultivo y crecimiento.

Etiquetas
stats