“Que os dejéis de tonterías”

Intervención de Manuel Sierra, ante el Pleno | MARÍA TERESA SÁNCHEZ
El Pleno del mes de mayo discurre en un ambiente bronco y preelectoral al que muchos ciudadanos asisten reclamando soluciones que no acaban de llegar

Si hubiera que resumir el hastío ciudadano, sería con la frase que este martes pronunció ante el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba el presidente de la Asociación de Vecinos La mirada del sur, Manuel Sierra. "Os pedimos ayuda y que os dejéis de tonterías". No dijo "pegos", pero solo le faltó eso para plasmar el sentir de buena parte de los asistentes a la sesión plenaria de este mes de mayo, donde hubo varios asistentes que se dirigieron a los concejales reclamando soluciones, esa especie de varita mágica para arreglar problemas que desde luego no está en manos de los ediles pero que demuestra que el ciudadano considera que el Ayuntamiento es la administración con la que siente una mayor cercanía.

El Pleno de este martes discurrió con más atranques de lo normal, con un público más enervado y unos concejales también más enrocados en sus posiciones, donde el consenso (ojo, que hay elecciones en poco más de un mes) brilló por su ausencia. Por un lado, los vecinos del Distrito Sur discutían sobre los problemas de su barrio cuando en el salón de plenos entraron varios sindicatos y trabajadores municipales, forzando la suspensión de la sesión y también del debate, que en ese momento dirigía el concejal del PP Salvador Fuentes.

La bronca, y suspensión, no fue muy larga. Pese a todo, se notó la tensión en el salón de plenos. A diferencia del mandato anterior, la alcaldesa y presidenta del Pleno, Isabel Ambrosio, no ordenó el desalojo de ninguna de las personas y se limitó a reclamar "respeto" al debate.

A la sesión también asistió una familia (con carrito de bebé y niño pequeño incluido) que reclamaba soluciones para su situación económica. Tras comprobar el desarrollo del debate, en el que se habló de Ronda Norte (y se rechazó la propuesta del PP), de veladores o hasta del artículo 135 de la Constitución Española sobre el pago de la deuda, abandonó la sesión también con gritos (poco educados) y desazón ante la falta de soluciones.

En cuanto a la moción que motivó el titular de esta crónica, el Pleno finalmente aprobó completar el desarrollo del plan de rehabilitación San Martín de Porres, poner en valor el antiguo edificio del sindicato UGT en la calle Marbella, instar al Gobierno central a reactivar las políticas activas de empleo y a la Junta a poner en marcha escuelas taller o casa de oficio en la zona, gracias a los votos del PSOE, IU y Ganemos, que rechazaron, no obstante, la moción inicial del PP.

Etiquetas
stats