Declaran improcedente el despido de los dos trabajadores del zoo

.
Los empleados, que se llegaron a encerrar en las jaulas de los animales para protestar, tendrán que ser indemnizados con 37.000 euros o readmitidos

El titular del Juzgado de lo Social número 3 de Córdoba ha declarado improcedente el despido de los dos trabajadores del zoológico de Córdoba protagonizaron una curiosa protesta, ya que se encerraron en las jaulas de los animales. El juez estima la improcedencia de la extinción de sus contratos y condena al Ayuntamiento a pagarle una indemnización o, en su defecto, a readmitirlos. La indemnización suma 37.000 euros en total, dependiendo de la antigüedad de cada uno de los empleados.

El ocho de enero los dos trabajadores fueron citados en el zoologico y les entregaron la carta definitivo de despido, que pasó a ser efectivo dos días después. Uno de ellos afirma que sufrió un grave problema de salud a causa del estrés y la ansiedad que le produjo la noticia. Inmediatamente, denunciaron la medida en los tribunales, que acaban de resolver su situación.

Estos dos trabajadores se vieron inmersos dentro de un conflicto judicial. Los dos accedieron a sus puestos de trabajo mediante un concurso oposición libre que fue recurrido por otros opositores por presuntas irregularidades. Tras un farragoso proceso judicial que duró tres años, el Ayuntamiento los despidió acatando la resolución del juzgado. Los empleados afectados pedían alternativas al despido ya que, señalaban, sus puestos eran imprescindibles y podían ser reubicados. Ahora, el Ayuntamiento tendrá que optar entre pagarle una indemnización o readmitirlos.

Etiquetas
stats