Una década sin vuelos comerciales en Córdoba

Un avión de Flysur en el aeropuerto de Córdoba | MADERO CUBERO

Desde hace una década, ninguna aerolínea vuela desde Córdoba. Este martes se cumplirán diez años de la inauguración de Flysur como aerolínea. Apenas 45 días después, esta compañía volaba por última vez. Y ponía fin al sueño aún no cumplido de que desde Córdoba pudiese haber una línea regular de pasajeros. Una década después, con un aeropuerto recién ampliado y reformado, ninguna aerolínea tiene un proyecto formal para volar desde Córdoba.

Flysur arrancó sus vuelos un 4 de septiembre de 2008. La compañía anunció hasta el 31 de diciembre de 2008 un vuelo diario a Barcelona y tres a la semana a Bilbao (martes, jueves y sábado) y cuatro a Vigo (lunes, miércoles, viernes y domingo). El vuelo inaugural, repleto de periodistas, tuvo un cátering cordobés, servido por Sercolu y con salmorejo. La aventura duró apenas 45 días. Carlos Latre, el humorista, fue el último pasajero de Flysur en un vuelo a Barcelona en el que prácticamente iba solo en el avión.

Pero, ¿porqué no funcionó Flysur? La compañía estaba sostenida principalmente por el grupo inmobiliario Prasa y nació justo cuando estaba estallando la crisis inmobiliaria. Aunque sus planes pasaban por consolidar mercado y hasta recibieron soporte de ayuda pública (el Ayuntamiento patrocinaba los aviones con la candidatura de Córdoba 2016) se toparon con una demanda casi inexistente. El AVE llegaba al poco a Barcelona y Vigo y Bilbao no eran aún destinos apetecibles. Unido a la falta de liquidez obligó a sus promotores a acabar disolviendo la compañía un año después, a pesar de los intentos de operar desde Almería para, una vez ampliada la pista del aeropuerto de Córdoba, regresar a la ciudad.

La marcha de Flysur confirmó lo que venía sucediendo en el aeropuerto de Córdoba, que cada vez tenía menos pasajeros. Antes de la crisis, funcionó como un aeródromo para pequeños vuelos chárters. El constructor Rafael Gómez tenía un avión en propiedad desde el que fletó decenas de vuelos en Córdoba. Así, el aeródromo llegó a superar los 22.000 pasajeros en 2007, una cifra que tras la marcha de Flysur cayó en picado y descendió a poco más de 7.000.

Historia del aeropuerto de Córdoba

Flysur fue la última compañía, pero no la única que ha operado desde Córdoba. Según recoge AENA en su página web, a finales de los años cincuenta, diferentes entidades y particulares de la ciudad promovieron una campaña pública para pedir la construcción de un aeropuerto comercial. La poca acogida que la iniciativa tuvo en el Ministerio de Aire obligó al Ayuntamiento a llevar a cabo la construcción del aeropuerto a sus expensas. El Consistorio consiguió la autorización del Consejo de Ministros para su proyecto el 14 de septiembre de 1956, a condición de que tanto las construcciones e instalaciones como los terrenos del mismo fueran cedidos al Estado una vez terminadas las obras.

El aeropuerto de Córdoba se inauguró el 25 de mayo de 1958. Sin embargo, la autorización oficial de apertura al tráfico aéreo civil, nacional completo, internacional de turismo y escalas técnicas de tráfico internacional no se produjo hasta el mes de octubre.

El 5 de noviembre, la compañía Aviaco inició la primera línea aérea con el servicio Madrid-Córdoba, utilizando un cuatrimotor Heron de 12 plazas. Este avión fue sustituido posteriormente por un DC-3. La línea se unió con la de Córdoba-Jerez en 1960, pero su poca rentabilidad obligó a la Diputación Provincial y al Ayuntamiento a subvencionar a la compañía Aviaco con el coste de la cobertura de plazas en un 50 por ciento para mantenerla en funcionamiento.

Patrimonio de Estado

El 5 de marzo de 1965, en virtud del acuerdo que autorizaba su construcción, el aeropuerto se incorporó al Patrimonio de Estado, quedando adscrito al Ministerio del Aire. Un año después, y pese al apoyo financiero de las instituciones públicas cordobesas, la explotación de la línea con Madrid empezó a tener serias dificultades económicas, que desembocaron en 1967 en la suspensión de todos los vuelos a Córdoba por parte de Aviaco.

Pero la Diputación Provincial, que consideraba de gran interés para la provincia mantener estos vuelos, negoció con Aviaco su reposición con el acuerdo de sufragar el 60 por ciento de la ocupación de plazas de los aviones. Se estableció así la línea Málaga-Córdoba-Madrid, que se inauguró en 1969 con aviones Twin Otter de 19 plazas que pronto fueron sustituidos por Fokker F-27.

En 1980, Aviaco suspendió definitivamente su línea con Córdoba, que desde hacía algunos años tenían una frecuencia de dos vuelos diarios a Madrid. Ese mismo año se llevó a cabo la remodelación y ampliación del edificio terminal.

Nuevas gestiones de la Diputación Provincial, en este caso con la compañía mallorquina Air Condal, consiguieron un acuerdo que permitió no sólo reanudar los vuelos con Madrid, sino también establecer un vuelo semanal con Palma de Mallorca, con salida los viernes y regreso los lunes. Estos servicios, ambos atendidos con sendos aviones Hawker Siddeley, comenzaron en 1983 y se suspendieron dos años después.

Etiquetas
stats