Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Dcoop invierte en su planta de Monturque pese al arancel de EEUU que desploma las exportaciones

Aceitunas en un olivo cordobés | MADERO CUBERO

La multinacional Dcoop, que tiene en Monturque una de las principales secciones exportadoras de aceituna de mesa, está realizando inversiones en la planta cordobesa pese a que el sector está sufriendo el desplome de las ventas hacia Estados Unidos por los aranceles que el gobierno de Donald Trump ha impuesto a la aceituna.

Dcoop, sin embargo, ha destinado más de 2,6 millones de euros a la mejora de las instalaciones de Monturque donde se está instalando nueva maquinaria para el envasado de aceituna de mesa. En concreto, según detalla la empresa en el número de esta primavera de su revista trimestral, se trata de reformas para la “mejora de instalaciones de aderezo de aceitunas”, con una inversión de 2.626.664 euros.

Estas mejoras, señala la compañía, se incluyen dentro de las inversiones que al multinacional está realizando en su sección de aceituna de mesa, la más afectada por los aranceles impuestos por Estados Unidos. Los datos más recientes señalan que la exportación de aceituna de mesa española -donde Dcoop y su factoría de Monturque son líderes- ha caído un 42% en el primer trimestre de este año con respecto al mismo periodo de 2017.

Los datos facilitados por la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa (Asemesa) señalan que los efectos de los aranceles impuestos por Trump a la aceituna negra española ya se han dejado notar en las exportaciones. Si en el primer trimestre de 2017 se vendieron a aquel país 6,9 millones de kilos, entre enero y marzo de este año las ventas han caído hasta los 4 millones de kilos.

La patronal del sector ha advertido de que, si este ritmo decreciente continuara a lo largo del año, apenas se llegaría a los 16 millones de kilos de exportación de aceituna a EEUU, cuando lo habitual antes de los aranceles venía siendo unos 32 millones de kilos, es decir, el doble de lo que ahora marca la tendencia de ventas a aquel país.

El Gobierno Trump impuso los aranceles a la aceituna negra de mesa española cuando la Coalición para el Comercio Justo de Aceitunas Maduras de Estados Unidos -una asociación de productores californianos- denunció la política de exportaciones de los agricultores españoles. En su opinión, los olivareros peninsulares estaban tirando los precios gracias las subvenciones de la Unión Europea.

Su demanda, que encajó perfectamente con la filosofía proteccionista de Trump y su eslogan América, first, fue atendida con la imposición de aranceles a la aceituna que importaban, afectando de lleno al sector andaluz y cordobés, principales áreas de producción que tiene a Monturque como una de las dos grandes plantas de envasado de la multinacional Dcoop.

Etiquetas
stats