CTA advierte de cambios en el servicio de alumbrado público “para privatizar otro cachito del Ayuntamiento”

Delegados sindicales de CTA en el Ayuntamiento.

El sindicato CTA ha advertido de los cambios realizados en el servicio municipal de Alumbrado Público que, a su juicio, tienen como “objetivo privatizar otro cachito del Ayuntamiento”.

Así lo ha denunciado en rueda de prensa el representante sindical de CTA en la plantilla del servicio de Alumbrado Público, Miguel Ángel López, quien ha explicado que desde primeros de febrero, este servicio ha pasado al departamento de Mantenimiento de Edificios, “que no tiene ningún puesto de electricista” y tan solo hay dos personas que pueden hacer esta labor pero pertenecen al plan Emplea, y en dos meses concluirán su periodo de empleo. Además, este departamento “no tiene electricista ni material” por lo que cuestionan que “la finalidad es privatizar otro cachito de Ayuntamiento y dar este servicio a otras empresas”, ha dicho.

López ha recordado que el servicio municipal de Alumbrado Público está en marcha desde hace ocho años, después de que en el mandato de 2011-2015 -con el PP en la Alcaldía- “ya intentaron privatizar el servicio completo, pero con la lucha de los trabajadores conseguimos evitarlo”. Luego, en el mandato 2015-2019, con PSOE e IU en el gobierno municipal, “no intentaron privatizarlo pero tampoco se reforzó el servicio”, donde denuncian el mal estado y la antigüedad de varios vehículos, además de no cubrir las bajas en la plantilla por jubilaciones o enfermedad. La plantilla de Alumbrado Público se ha reducido un 33% desde 2014, pasando de 36 trabajadores de entonces a 24 ahora, de los que solo 20 están operativos, ya que otros tres llevan de baja más de un año y un cuarto empleado ha pasado a la oficina de Infraestructuras.

CTA señala que el presupuesto con el que trabaja actualmente el servicio de Alumbrado ronda los 200.000 euros anuales y señalan que es “la mitad de lo que costaba la empresa privada que lo llevaba anteriormente”. Por eso, advierten del traslado hecho del servicio a un departamento nuevo del Ayuntamiento y la posibilidad de privatización. “¿Lo siguiente qué será? ¿El servicio nocturno, el servicio a las barriadas?”, cuestionan los representantes sindicales que se oponen a dejar este servicio municipal “en manos privadas”.

“No nos quedaremos de brazos cruzados viendo cómo desmantelan el servicio de alumbrado público u otros servicios del Ayuntamiento”, han advertido.

Etiquetas
stats