CSIF rechaza la privatización de la atención al público en Medina Azahara

.
La nueva empresa ejerce funciones que eran realizadas desde 2009 por personal de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, algo que tampoco gustaba al sindicato

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba expresa su rechazo a la decisión adoptada por la Consejería de Cultura de contratar a una empresa para la prestación del servicio de atención al público en el Museo de Medina Azahara, unas funciones que eran realizadas desde 2009 por personal de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales.

En una nota de prensa, el presidente en funciones del comité de empresa de la Delegación Provincial Educación, Cultura y Deporte y delegado de CSIF, Rafael López, informa de que los trabajadores de la Junta que desarrollan su labor en el complejo arqueológico “ven mermados sus derechos”, al considerar que ellos están preparados para ejercer las funciones que se llevan a cabo en el museo. Este dirigente sindical recuerda que la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) está aprobada desde hace algunos años, pero no se aplica porque no se la dota de recursos económicos.

López mostró la “frustración” de la plantilla de Medina Azahara, debido a que, después de varias sentencias favorables a las tesis de CSIF de que la citada Agencia no se ocupara de la atención al público en el museo del yacimiento y de que la Consejería decidiera acatarlas a finales del pasado año, “ahora nos encontramos con que se apuesta por la contratación de una empresa para estos fines”.

CSIF considera que el Gobierno andaluz “entra en una seria contradicción” al afirmar que asume la gestión del museo, cuando seguidamente toma la decisión de privatizarla. Desde la central sindical se le pregunta a la Junta por el destino del dinero que se empleaba hasta ahora para que un vigilante del complejo realizara su trabajo en el espacio museístico. CSIF muestra su preocupación por las repercusiones en la calidad del servicio en un recinto público que es uno de los principales atractivos turísticos de Córdoba.

Desde el Sector de la Administración General de la Junta de Andalucía (AGJA) de CSIF en Córdoba se pone de manifiesto que esta no es la primera privatización que el Gobierno autonómico lleva a cabo en la provincia. Un proceso similar es el que se ha seguido en el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA), que ha adjudicado a una empresa privada los trabajos que antes desarrollaban personal de oficio, como tractoristas o peones, y que hasta ahora eran contratados a través del Régimen Especial Agrario. CSIF pide estas plazas se cubran con personal laboral dentro del VI Convenio de la AGJA.

Etiquetas
stats