CSIF pide una investigación interna en la Policía Local

Imagen de la entrada a la jefatura de la Policía Local en Córdoba | MADERO CUBERO
El sindicato critica la falta de información a los agentes ante una llamada amenazante que se registró el viernes | Los hechos, sin embargo, eran conocidos por el gerente de un bar próximo a la jefatura, por lo que “se ha vulnerado el deber de sigilo”, señala

El sindicato CSIF ha solicitado, vía escrito, que se abra una investigación interna en la jefatura de Policía Local para depurar responsabilidades por una supuesta vulneración del deber de sigilo que rige el código policial y que, según consta en el comunicado expuesto en el tablón de anuncios de las dependencias policiales, se produjo el pasado viernes tras recibirse una llamada en la que se amenazaba de muerte a los agentes por una persona que, finalmente, acabó siendo detenida y puesta a disposición judicial.

Según consta en el comunicado, al que ha tenido acceso este medio, esta llamada provocó que se alterase el funcionamiento normal del servicio y redobló las medidas de seguridad en la entrada de la jefatura, una situación totalmente anómala y que, siempre según el comunicado, se produjo con un nivel 4 de alerta terrorista, decretado por el Ministerio del Interior. El sindicato se queja de que los agentes de la jefatura desconocían qué estaba pasando porque alguien decidió que así fuera a nivel interno, lo que denota “falta de confianza” en una plantilla a la que se puso en una innecesaria situación de “tensión y desconcierto”.

Sin embargo, lo que no conocían los agentes, sí lo sabía el propietario de una cafetería muy próxima a la jefatura, que según el escrito de queja, “se encargaba de compartir todos los detalles” con clientes y agentes de la policía local que, en algunos casos, se enteraron en este bar de lo que estaba pasando en su puesto de trabajo. Todo esto supone, según CSIF, que alguien ha quebrantado el deber de secreto de las actuaciones policiales, motivo por el que reclama que se abra una investigación interna y se depuren responsabilidades.

Los hechos a los que se refiere el sindicato ocurrieron a lo largo de la mañana del pasado viernes, cuando un hombre llamó a un medio de comunicación para alertar de que iba “a liarse a tiros” en las dependencias policiales. El motivo no era otro que las constantes quejas y denuncias de los vecinos contra el bar que regentaba, lo que provocaba constantes visitas de la Policía Local para levantar acta. Esta persona fue localizada y detenida pocas horas después y puesto a disposición judicial acusado de un delito de amenazas leves, indicaron las fuentes consultadas por este medio.

Etiquetas
stats