Cosmopolitan Food, un concepto diferente de gastronomía

El equipo de Cosmopolitan Food.

Cosmopolitan Food ofrece un concepto diferente de gastronomía y una propuesta que mezcla aspectos vanguardistas con la esencia de la cocina cordobesa. Antonio Jordano, su gerente, asegura que el establecimiento es "un sitio donde el cliente prueba los platos cordobeses y también tiene platos de su lugar de origen".

PREGUNTA. Cosmopolitan Food, un concepto diferente de gastronomía y ahora con nuevo look.

RESPUESTA. Lo tenía muy claro desde 2015. Por un lado, éramos un concepto heredado de lo que era el antiguo Gaudí Juda Leví, con muchas deudas ya que estaba mal gerenciado y administrado. Y por otro lado el turista que, por desgracia, no entendía nada. El mensaje era cuando menos extraño: un arquitecto catalán con un poeta judío cordobés en un inmueble de los años 80 en la Judería de Córdoba. Pero, ¿cómo se consigue esto? Pues primero atacando a la parte financiera, quitando deudas y apostando por los recursos propios dejando para más adelante los beneficios de la propiedad. Y después, pero no menos importante, escuchar mucho a los trabajadores y a los clientes antes de invertir. Así decidimos primero un cambio de nombre y ahora un cambio radical en la decoración, pero sin contar con la financiación de marcas comerciales que si no se sabe gestionar bien puede ser a la larga una fuente importante de problemas financieros. Claramente teníamos que perder el aspecto de cafetería por nuestros propios medios porque nos limitaba mucho el horario de venta.

P. Te has apoyado en Magarah, un referente en la decoración y el interiorismo.

R. Buscaba profesionales que me dieran confianza. Tenía muy claro lo que quería pero necesitaba que alguien plasmara lo que tenía en la cabeza. En un cambio tan brusco arriesgas mucho y no hay otra forma que confiar porque no vale tener nociones de decoración. Antonio González y Jorge Arrizabalaga, con su empresa Magarah, han superado con creces nuestras expectativas. Han sido muchas las felicitaciones recibidas pero sobre todo de proveedores que ven a diario muchos negocios y son mucho más objetivos.

P. Noto que confluyen muchos elementos para conformar un espacio muy singular. Además veo en ese frontal un reloj que entiendo que es muy especial para ti.

R. Aquí hay detalles del pasado y del presente. El reloj pertenecía a un establecimiento que ha sido referencia en Córdoba desde 1988, el Café Gaudí, en Gran Capitán 22. Tenía mucho interés en meterlo en el proyecto porque ha presidido un negocio al que le tengo mucho cariño. También hay un rincón donde están representados de una manera actualizada los elementos tradicionales cordobeses, como la reja y los patios, idea cómo no de los decoradores.

P. ¿Qué ofrece Cosmopolitan Food a sus clientes?

R. Algo más que lo tradicional, que es lo habitual que tenemos por aquí. Ni mucho menos queríamos imitar a los grandes clásicos de la Judería cordobesa, pero sí ofrecer una propuesta de comida tradicional cordobesa junto con platos cosmopolitas siempre con los mejores productos y lo más cercanos posibles. Como esencia del negocio tenemos desde los platos más exitosos del antiguo Gaudí, como salmorejo, ensaladilla, flamenquín y rabo de toro, así como los arroces, ensaladas, hamburguesas, pizzas y pasta... Pero también tenemos el mejor café, desayunos, chocolates, creppes, tortitas y postres artesanos entre otros. De todo...

P. ¿Cuál es el cliente de Cosmopolitan Food?

R. Indudablemente el mayor porcentaje es el turista, al estar entre la Mezquita y la Sinagoga, pero cada vez más estamos viendo a cordobeses que vienen por el negocio por hacer algo distinto los fines de semana. En Córdoba, por desgracia, no hay muchas pernoctaciones y el cliente que viene a visitarnos ya conoce la oferta de la gastronomía española. Es por eso por lo que queríamos ofrecer un sitio donde el cliente pruebe los platos cordobeses y tener platos de su lugar de origen.

P. Situado en Judá Leví, un lugar poco frecuentado por cordobeses. ¿Cómo podría revertirse esa situación?

R. Tal vez se tendría que apostar más por el casco histórico desde los estamentos públicos. Es una fuente de empleo ya que no tenemos grandes fábricas. Esto parece un parque temático a ciertas horas en ciertos meses para lo bueno y para lo malo. El cordobés en general todavía no se siente a gusto en esta zona. Eso lo tendrán que ver los políticos.

P. Tienes un buen equipo…

R. Si, parte del capital humano de Gaudí he conseguido traérmelo conmigo para conjugar la experiencia con la juventud y salimos todos ganando. En la cocina está Conchi y en barra Rafa Infante y Gregorio. Ellos son el alma de este negocio y son los que están formando a la otra parte del personal, que es bastante más joven y carecían de experiencia.

P. Resulta extraño que usted, Antonio Jordano, se dedique a la hosteleríacuando de toda la vida se ha dedicado a la gestión de patrimonio inmobiliario tanto en Córdoba como en la costa de Cádiz.

R. Lo de dedicarme a la hostelería surge poco antes del cierre de Gaudí. Surgió la posibilidad de quedarnos la familia con este establecimiento para reflotarlo y contaba con tiempo y experiencia de la mano de mi padre. Queríamos disfrutarlo juntos aunque al poco falleciera. Hace años que soy empresario pero nunca llegaré a ser hostelero. Eso son palabras mayores. Ya los admiraba antes pero ahora que tengo mas relación con ellos, te puedo decir que no lo puede ser cualquiera. Hay que nacer con muchas aptitudes y actitudes.

P. A pesar de su juventud tiene un amplísimo recorrido en el mundo empresarial.

R. Casi todo relacionado con "el ladrillo". Tengo claro que con mi edad toca remar para descansar más adelante. Además del negocio que nos ocupa gestiono apartamentos de terceros en Zahara de los Atunes, inmuebles en Chiclana de la Frontera así como locales comerciales en Córdoba. Cuando disfrutas trabajando no importan las horas que le dedicas. Es uno de los puntos clave para ser feliz aunque ande uno todos los días enganchado al móvil.

P. Por lo que veo tiene trabajo de invierno y de verano. Eres muy inquieto.

R. Eso dicen mis hijos. Y siempre abierto a otras posibilidades. Estoy envenenado (sonríe).

P. Y trabaja también por el turismo en Córdoba a través de la Asociación Córdoba Apetece.

R. Me alineo indiscutiblemente con los fines que defiende la Asociación. Deberíamos hacer más.

P. Para terminar, qué es lo que más te gusta.

R. Familia, amigos, ratos, retos, emociones, la palabra, la honradez, la honestidad, la seriedad, las personas de bien.

P. Y lo que menos...

R. La falta de educación y de respeto, las mentiras, las palabritas, los flojos, los aprovechados, los encantadores de serpientes, los que se sirven de la pena para buscarse una forma de vida.

Etiquetas
Publicado el
7 de mayo de 2019 - 07:00 h
stats