Cosas de abuelos

FOTO: HISTORIAS DE LUZ

VIDEO: HISTORIAS DE LUZ

El centro Infanta Margarita de Cabra ha puesto en marcha el progama Mano Amiga para facilitar el acompañamiento sanitario de los mayores

Es el signo de los tiempos: la soledad de las personas mayores en un hospital. Pero además de solos, muchos acuden despistados. Algunos visitan por primera vez el centro hospitalario, otros simplemente se han olvidado por los achaques de la edad, los más simplemente están enfermos y han perdido grandes capacidades de orientación.

Por eso, en el hospital comarcal de Cabra, el Infanta Margarita, los abuelos más capaces y más acostumbrados a acudir al hospital se han apuntado como voluntarios a un programa que se llama Mano Amiga. Su objetivo no es otro que el de hacer de cicerones por el centro a esos mayores que necesitan ayuda. Son los abuelos que ayudan a abuelos.

Pero este programa, que se puso en marcha en el año 2006, no sólo ofrece un servicio de orientación, ese decirte dónde están las consultas y ya está. El servicio, en el que ya participan 65 mayores de forma altruista, también ayuda a los mayores a leer los documentos firmados por el médico, a atender en las consultas y asegurarse de que no se les escapa nada o simplemente para hacer compañía en estos tiempos de soledad.

Además, muchos de esos voluntarios que participan en el programa Mano Amiga también ganan. Algunos acompañan así su propia soledad, otros se siguen sintiendo útiles a la sociedad y la gran mayoría simplemente hacen lo que creen que tienen que hacer.

Etiquetas
stats