Dos cordobeses recogen botas de fútbol usadas que llevarán a un orfanato en Etiopía

Antonio Ortega y José Miguel Repiso, responsables de la iniciativa solidaria | ÁLEX GALLEGOS

Antonio Ortega es profesor de la Fundación Santos Mártires de Córdoba. Cuando sale de las aulas, busca e inventa la manera para que sus alumnos se enamoren de la disciplina que a él le ha acompañado en los últimos diez años: Educación Física. Al igual le ocurre a José Miguel Repiso, que ejerce en el colegio Salesianos en Morón de la Frontera (Sevilla). Ambos cordobeses llevan compartiendo una década de sus vidas y ahora vivirán una experiencia motivados por su pasión al deporte: recoger botas de fútbol usadas que llevarán a un orfanato de Etiopía durante el próximo mes de julio.

Esta iniciativa solidaria que han bautizado como Botas Solidarias se enmarca dentro de la marca Confórmate que estos profesores han creado para poner en marcha todo tipo de proyectos relacionados con el deporte y la formación. Todo nació cuando tras visualizar un vídeo de cómo los niños del orfanato de la ONG Ambessa, ubicado en Holeta, jugaban al fútbol con chanclas o incluso descalzos. A su vez, estos jóvenes han trabajado durante más de ocho años en la escuela de fútbol Paco Pradas, por lo que han visto cómo decenas de botas de fútbol acababan en la papelera "ya que el pie de los niños crece rápidamente", cuenta Ortega.

Coincide en ese argumento el segundo promotor de la iniciativa, que plantea que "muchas veces esa falta de sensibilización y derroche en la compra de botas de fútbol puede deberse a la falta de tiempo y de alternativas al alcance de todos que faciliten que se reutilicen".

Gracias a la ONG Ambessa, los cerca de 130 niños de entre 0 y 18 años ven cubiertas sus necesidades básicas y médicas, por lo que la ayuda de los voluntarios está orientada a facilitarles champú antipiojos, crema para la tiña y ropa deportiva. Aunque disponer de calzado o vestimenta para hacer deporte no es básico para el día a día de estos menores, tanto la ONG como los promotores de esta iniciativa reconocen que "también hay que proporcionarles a los menores esa ilusión" que nunca deben perder por haber nacido en una de las regiones más pobres del mundo.

Puntos de recogida en centros escolares y escuelas deportivas

Para recaudar las botas se instalarán puntos de recogida en cada uno de los centros escolares o escuelas deportivas que quieran sumarse a esa iniciativa. Las botas deberán cumplir un mínimo de requisitos para que los niños puedan disfrutarlas: estar limpias y en buen estado, libres de olores y atadas con una cuerda para que no se desemparejen.

Por el momento, estos jóvenes no cuentan con ningún tipo de patrocinio y tampoco se han planteado disponer de ello ya que "el objetivo no es sacar dinero", sino promover un acto altruista que llevan años pensando y que ahora podrá hacerse realidad. La falta de recursos económicos les ha impedido desarrollarlo antes pero sus recientes incorporaciones al mundo laboral les ha facilitado esta aventura.

Tanto Ortega como Repiso se muestran esperanzados en que el proyecto alcance su objetivo principal: que todos los niños tengan una bota de fútbol. Tras su lanzamiento en redes sociales se han mostrado sorprendidos de la acogida que ha tenido "tanto de particulares como de entidades y personalidades del deporte nacional", cuenta Repiso, quien asegura que tras contactar con asociaciones y organismos sociales conocieron que "los cordobeses suelen responder de manera muy positiva a este tipo de iniciativas".

Durante su estancia en Holeta convivirán y dormirán con los menores del orfanato ya que la ONG permite a los voluntarios alojarse allí 30 días como máximo. Si la acogida de la iniciativa se materializa en una gran participación, los promotores creen que superarán la cifra de 130 botas de fútbol. Si así fuera, las restantes las donarán a otras ONGs de Etiopía o de Córdoba que tengan previsto viajar país africano durante el próximo verano. "Difundir a través de las redes sociales es fácil pero no queremos que esta iniciativa caiga en saco roto y que la ciudadanía se anime a participar", concluyen estos cordobeses que esperan repartir mucha ilusión bajo el espíritu deportivo que comparten.

Etiquetas
stats