Cordobeses, no os llamáis Rafael sino Antonio

Una calle de Córdoba. | MADERO CUBERO
El nombre de mujer más común es María del Carmen y el apellido más corriente, García

Señores, desmontemos el mito. Los cordobeses ya no se llaman Rafael. Se llaman Antonio. Antonio García, para más señas. Así que si algún día se encuentran con la necesidad de hablar con alguien y no saben su nombre de pila, no vayan a probar con el apelativo del arcángel y tanteen el terreno con Antonio. Tendrán más probabilidad. De hecho, según recogen las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), en Córdoba convivimos con 28.605 Antonios (el 7,26% de los hombres), seguidos con cierta distancia por los Manueles, que suman 23.357 (5,93%) y, ahora, sí por los reyes del tópico cordobés, los Rafaeles, que con 23.126 suponen el 5,87%.

Con las mujeres, el conservadurismo cordobés que ya hemos visto en los nombres de pila de los chicos, alcanza cotas dignas de estudio. Buena muestra de que no se deja nada a la improvisación es que los nombres más comunes son, por este orden, Mari Carmen (16.515, un 4,05% del total); Carmen (14.776 mujeres, un 3,62%) y María (12.676 casos, un 3,09%). Resulta extraño, eso sí, que en la lista no aparezca la otra combinación posible entre los dos nombres: Carmen Mari. ¿Demasiado bizarro, tal vez?

Eso sí, la tónica está cambiando. Desde 2010, los nombres más corrientes en chicos son Alejandro, Álvaro y Rafael (no soltamos este clásico). Mientras que para las chicas la horquilla se ha extendido a María, Lucía y Laura.

Pasemos, para terminar, a los apellidos. Córdoba ha sufrido, en este aspecto, la misma invasión que la mayoría de las provincias, donde se impone territorialmente García sobre el resto de los apellidos. En Córdoba residen 31.519 Garcías, lo que supone un 3,07% de la población; mientras que los López alcanzan los 24.038 (2,34%) y los Sánchez, 22.312 personas (2,17%).

Etiquetas
stats