Un cordobés recoge firmas contra los contratos de formación a menores de 30 años

Un cordobés visita un punto de información de empleo | MADERO CUBERO

José Manuel Fuentes tiene 35 años y lleva toda la vida dedicándose a la restauración. Después de una década trabajando en una empresa hostelera de Córdoba, en 2013 vio cómo sus compañeros y amigos eran despedidos. La crisis empezaba a apretar fuerte en bares y restaurantes. Él no fue la excepción y también fue despedido. Aunque ha encontrado trabajo, denuncia la situación tan precaria de los nuevos empleos y los “injustos” contratos de formación a menores de 30 años que arrojan al desempleo a los que sobrepasan este media de edad. Por ello, el cordobés ha puesto en marcha una recogida de firmas para conseguir los mayores apoyos posibles para la retirada de estos contratos.

En la petición, Fuentes explica cómo los “beneficios” de estos contratos se vuelven contraproducentes tanto para la sostenibilidad del empleo como para las personas que no pueden acogerse a este tipo convenios. En primer lugar, explica que “el empresario se beneficia de no tener que pagar Seguridad Social” parcialmente o en la totalidad del contrato, por lo que permite que más empresarios se acojan a esta fórmula. Fuentes señala que “un contrato de ocho horas a un mayor de 30 años alcanza los 600 euros de Seguridad Social y muchos empresarios no pueden permitírselo”.

En segundo lugar, apunta que “esta medida perjudica claramente a los mayores de 30 años”, momento vital en el que “se suele formar una familia y comprar una vivienda”. “Creo que todas las personas en edad de trabajar tienen el derecho a un trabajo digno. Con este tipo de contratos se materializa una criba totalmente injustificada en la que las empresas de toda España se apoyan para ahorrarse un dineral en Seguridad Social”, expone en la petición.

Tras su despido, Fuentes empezó una búsqueda activa de empleo y se percató de las condiciones que estipulan muchas empresas a la hora de contratar. “Ahí ves cómo casi siempre piden personas menores de 30 años para meter a personas jóvenes para explotarlas”, asegura.

Fuentes espera ahora una reunión con la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, una cita que pidió hace tres semanas y quizás que se produzca a finales del mes de abril. En ese encuentro le expondrá a la regidora la situación por la que atraviesan los mayores de 30 años en Córdoba. El promotor de la iniciativa explica, además, que todos los partidos políticos se han puesto en contacto con él a raíz de esta recogida de firmas, excepto el Partido Popular y Ciudadanos.

A pesar de poner en marcha esta recogida de firmas, Fuentes duda sobre su validez “jurídica” para conseguir la eliminación de este tipo de contratos. No obstante, y aunque ése es su principal objetivo, señala que con “la difusión y la concienciación de esta situación se puede conseguir que la población tenga más conocimiento de lo que ocurre”.

Etiquetas
stats