Córdoba sufre la noche más cálida desde que hay registros

El sol, totalmente tapado por el polvo del desierto | ÓSCAR DÍAZ
La ciudad supera los 27,2 grados de mínima durante esta madrugada, un registro que bate los mínimos más altos de 1995 y 2004 | Ha caído una leve lluvia que se ha transformado en barro por el polvo sahariano

El verano de 2015 va camino de pasar a la historia como el peor que han sufrido los cordobeses. Uno a uno, van cayendo récords de temperaturas extremas. Y esta noche se ha batido el último: Córdoba ha padecido la noche más cálida desde que hay registros puntuales de temperatura en la ciudad. Hasta ahora, la mínima más alta jamás registrada estaba en 27 grados. Esta noche, el termómetro se ha quedado en 27,2 grados pasadas las ocho de la mañana. Además, la sensación de apocalipsis se ha acrecentado esta mañana con una ligera lluvia (apenas dos litros) de barro, procedente del polvo sahariano en suspensión que rodea la ciudad desde ayer al mediodía.

Hasta ahora la temperatura mínima más alta nunca registrada en la ciudad es de 27 grados, alcanzada tanto el 24 de julio de 1995 como el 23 de julio de 2004. Según el observatorio de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en el aeropuerto de Córdoba el termómetro no ha bajado de los 27,4 grados hasta las 8.10 de la mañana. No obstante, durante la mayor parte de la madrugada el termómetro ha estado por encima de los 30 grados, provocando una sensación de noche tropical (o noche ecuatoriana, como la llaman los meteorólogos) totalmente asfixiante.

En principio, la situación durante la jornada de hoy seguirá igual. La nube de polvo sahariano se mantendrá sobre la ciudad (y sobre buena parte de la Península) al menos un día más antes de que se disipe. Eso provocará que las máximas no se disparen (aunque para hoy se prevé que se vuelvan a superar los 40 grados), pero que las mínimas no desciendan de los 27 o 26 grados. Además, está previsto que en algún momento de la tarde pueda incluso llover. Lo que caiga será barro. Así que no limpien sus coches aún, que se pueden ensuciar bastante más.

Etiquetas
stats