Córdoba registra un descenso de un 9% en divorcios en 2016

Dos alianzas en la mesa de un jardín | PIXABAY

Aquello de “se nos rompió el amor”, como escribiera Manuel Alejandro y cantara Rocío Jurado, es una realidad decreciente en Córdoba. Eso al menos es lo que refleja el informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre nulidades, separaciones y divorcios en España. Según los datos publicados por dicho organismo en la jornada del lunes, la cifra de interrupciones matrimoniales en la provincia disminuyó en 2016. Ese año, el pasado, concluyó con una reducción de un 9,18% respecto del anterior, el 2015. Una circunstancia ésta que nada tiene que ver con la vivida a nivel nacional, puesto que en se sentido se produjo una subida de un 0,3%. Además, otra estadística que aportó el análisis del INE fue el mayor tiempo de unión de las parejas cordobesas: si en 2015 los divorcios se producían, en la media, a los siete años, el pasado la mayoría tenían lugar una vez alcanzados, y a partir de ahí, los diez.

De primeras, resulta significativo el hecho de que la cifra en Córdoba sea descendente al tiempo que en España se produzca un ligero aumento. La diferencia final entre un dato y el otro es de casi un 9,5%. Mientras que a nivel nacional el número se elevó de los 96.562 divorcios de 2015 a los 96.824 del siguiente año. Así, existió un aumento del 0,3%. Por el contrario, Córdoba vio disminuir las interrupciones matrimoniales de las 1.622 a las 1.473, lo que conllevó una bajada del 9,18%. La distancia entre las dos variaciones es importante, también con la de Andalucía, cuya reducción fue de un 0,35%. Por cierto, que la cordobesa es la quinta provincia de la comunidad autónoma en número de divorcios. Sólo Almería, Jaén y Huelva registraron menos en 2016.

La estadística aporta otros apuntes interesantes, como el relacionado con la duración de los matrimonios que encaran sus procesos de ruptura. Si en 2015 la mayoría de los divorcios en Córdoba se producían a los siete años de unión marital, el pasado año el tiempo se extendió hasta la década. Así, de las 1.473 interrupciones legales habidas durante 2016, 987 fueron en parejas que contaban ya con diez años o más de enlace. Es decir, un 67% del total. Con todo, no dejó de resultar elevado el número en el plazo de los dos a los nueve años. Fueron 444 los matrimonios que dentro de ese período optaron por el divorcio. O lo que es lo mismo, un 30,1%. Sólo 42 interrupciones llegaron antes del bienio: 42, un 2,9%.

Por otro lado, en 2016 existió en la provincia un importante descenso en el número de divorcios que se resolvieron mediante contencioso. De los 596 de 2015 Córdoba pasó en ese sentido a los 444: un 33% menos. Mientras, los que continuaron la línea del mutuo acuerdo subieron ligeramente de los 1.026 a los 1.030. En cuanto a la situación de las parejas en el momento de su ruptura en lo que a la familia se refiere, 559 dieron por finalizada su vinculación sin tener hijos dependientes. Eso significó un 37,9% del total, mientras que un 35,3% de los matrimonios contaban con dos o más. En definitiva, la mayoría de los divorcios tuvieron lugar con algún descendiente de por medio.

Etiquetas
stats