Córdoba, ¿provincia estratégica el 26J?

Rivera, en su última visita a Córdoba | MADERO CUBERO
Los partidos traen a la provincia a sus primeros espadas en una campaña que reivindica más a Córdoba como símbolo, sobre todo para la izquierda, que como un lugar donde de verdad se juegue el futuro político del país

Córdoba ha sido siempre más un símbolo que un lugar clave para la historia política contemporánea de España. Hablamos de elecciones, claro. Desde 1979, Córdoba ha sido un lugar singular, que ha dado líderes políticos que han destacado a nivel estatal y ha sido un lugar al que sobre todo la izquierda ha recurrido de manera constante. Ahora, a un par de días de que comience la campaña electoral del 26 de junio, las elecciones generales repetidas, Córdoba parece cobrar de nuevo una dimensión estatal, sobre todo, y una vez más, para las fuerzas que se disputan el voto de izquierdas.

Este lunes, el coordinador regional de IU Antonio Maíllo decía que para Unidos Podemos Córdoba era una “provincia estratégica”. La propia presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado que arrancará la campaña electoral (y su correspondiente pegada de carteles) la hará desde Córdoba. Esta primavera Pedro Sánchez ha venido dos veces a la ciudad, en los patios y en la Feria. Este domingo, Albert Rivera (Ciudadanos) tuvo su primer mitin en la capital (cosa que no hizo en la anterior campaña). Y no se descarta una visita del presidente de Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, aunque a día de hoy parece difícil.

La atención que recibe la provincia de Córdoba no es equivalente a su supuesto peso en el Congreso de los Diputados. En Córdoba se elige a seis diputados. Hasta hace tres legislaturas eran siete, pero un aumento de la población en Alicante hizo perder este privilegio a Córdoba, que cedió su escaño.

No obstante, las distintas formaciones aluden a Córdoba más como símbolo que como otra cosa. Córdoba ha sido hasta el año pasado la única capital de provincia en la que ha gobernado el Partido Comunista, primero, e Izquierda Unida, después. Ahora, IU gobierna Zamora. Córdoba también es el hogar de Julio Anguita y el sitio en el que se fraguó la coalición entre Podemos e IU, entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón, y en la que el propio Anguita participó de manera activa.

Además, Córdoba es una provincia en la que en casi todas las elecciones generales, autonómicas y europeas ha dominado el PSOE (principalmente gracias al tirón de la provincia) pero en la que el PP mantiene el tipo (ha llegado a ganar elecciones) por un enorme granero de votos que conserva en la capital. Por eso, como símbolo de la izquierda y ahora de la coalición Podemos-IU Córdoba se ha vuelto a convertir en un campo de batalla electoral más simbólico que otra cosa, un lugar que ningún candidato quiere descuidar.

Etiquetas
stats