Córdoba es la provincia de España con más contratos temporales

Oficina de empleo | MADERO CUBERO

La provincia de Córdoba es el territorio español donde más peso tienen los contratos temporales sobre los indefinidos, según un informe elaborado por la Fundación Randstad. De hecho, el 56,2% de los contratos en vigor en la provincia de Córdoba son temporales, frente al resto que son indefinidos. A pesar de ello, en el primer semestre del año se ha notado un incremento leve de la conversión de contratos temporales en indefinidos. A nivel andaluz, es la cifra más alta de los últimos 11 años. Un total de 58.470 contratos temporales se han convertido en indefinidos, lo que supone un aumento del 26,1 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se convirtieron 46.381.

Córdoba (56,2%), Huelva (54,6%) y Cádiz (53,1%) son las provincias andaluzas en las que mayor peso tienen este tipo de contratos respecto del total de nominaciones indefinidas. A nivel nacional en tercer lugar está Cuenca, con un 54%. En séptimo lugar ya está Ciudad Real, con un 50% de temporalidad.

Randstad señala que este análisis se ha realizado sobre la evolución de los contratos convertidos a indefinidos, según el sector de actividad del profesional y de la comunidad autónoma de residencia. Además, ha analizado el peso de esta tipología de contratos sobre el total de contratos indefinidos.

Para ello, ha tenido en cuenta los datos publicados por Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) del primer semestre de 2008 a 2018.

En concreto, en Andalucía, 58.470 contratos de duración determinada se han convertido en indefinidos, lo que supone un aumento del 26,1 por ciento respecto al mismo periodo año anterior, cuando se convirtieron 46.381.

Si se analiza la serie histórica, se detecta que, tras registrar la segunda cifra más elevada en 2008 (53.931), este tipo de contratos descendió durante cuatro ejercicios consecutivos, a excepción de un leve repunte en 2011 (+10,5%), hasta registrar la cifra más baja en 2012 (24.434). Desde ese año, los contratos de duración determinada convertidos a indefinidos aumentaron durante los siguientes seis años hasta superar de nuevo las 50.000 conversiones en 2018.

A nivel nacional, Randstad detecta que se han convertido 432.772 contrataciones, lo que supone la segunda cifra más elevada de los últimos diez años, solo superada por la alcanzada en 2008 (432.772).

El análisis de Randstad también analiza el peso de los contratos convertidos a indefinidos respecto del total de contratos indefinidos. Durante los seis primeros meses de 2018, el 48,3 por ciento contratos indefinidos en Andalucía provenían de uno de duración determinada.

La cifra mostrada durante este año supone un aumento de 1,1 punto porcentual respecto a la cifra registrada el año anterior. La cifra registrada en la región es doce puntos porcentuales más que la media nacional (36,3%).

Agricultura, el sector en el que más crecen las conversiones

Randstad además tiene en cuenta el sector de actividad en el que el profesional desarrolla su trabajo para analizar la evolución de los contrato de duración determinada convertidos a indefinidos.

En términos absolutos, el sector servicios es en el que más conversiones se realizan, con 303.172 contratos temporales convertidos a indefinidos. A continuación, se sitúan construcción (61.530), industria (31.579) y, por último, agricultura (11.705).

Respecto al año anterior, agricultura es el sector que más ha aumentado el número de contrataciones (+39%). En concreto, el número de contratos temporales convertidos a indefinidos ha aumentado de 8.419 a 11.705. Le siguen industria (+23,5%), construcción (+22,6%) y servicios, que es el sector que muestra menor crecimiento (+15,4%).

El peso de esta tipología de contratos respecto del total de contratos indefinidos también varía dependiendo del sector en donde trabaje el profesional. Industria es el que muestra un mayor ratio, ya que uno de cada dos (50,9%) contratos indefinidos proviene de uno de duración determinada. Construcción es el sector que se encuentra a continuación, con un 43,7 por ciento. Por último, están servicios (34,5%) y agricultura (22,4%).

La región donde el trabajador reside es clave a la hora de analizar la evolución de los contratos temporales convertidos a indefinidos, tanto su evolución como el peso respecto del total de indefinidos.

En este sentido, Randstad destaca que Extremadura y Andalucía son las regiones en las que estos contratos tienen más peso, ya que el 48,8 por ciento y el 48,3 por ciento de contratos indefinidos provienen de una conversión. A continuación, se encuentran Navarra, castilla-La Mancha, Galicia, Comunitat Valenciana, Castilla y León y Canarias, todas ellas por encima del 42 por ciento.

Por encima de la media nacional (36,3%), se sitúan también Asturias (41,1%), La Rioja (41,1%), Aragón (40,6%), Cantabria (40,2%) y Euskadi (37,9%). En el lado contrario, con los menores ratios, están Murcia (34,9%), Catalunya (31,7%), Madrid (26,2%) y Baleares (25,9%).

En el caso de las provincias, Córdoba (56,2%), Huelva (54,6%) y Cuenca (54,1%) son las provincias con mayor peso de estos contratos. Seguidas de Cádiz (53,1%), Jaén (50,5%) y Ciudad Real (50,2%).

En términos absolutos, Catalunya (73.963), Madrid (62.876) y Andalucía (58.470) son las comunidades autónomas que han convertido más contratos en indefinidos en la primera mitad del año. Las contrataciones de estas tres regiones representan el 47,9 por ciento del total de estos contratos.

Por otro lado, Navarra (5.759), Cantabria (3.863) y La Rioja (2.672) son las que menos contratos de esta tipología han registrado.

Si se analiza el crecimiento o descenso del número de conversiones respecto al año anterior, Randstad afirma que todas las regiones aumentan el número de contratos temporales convertidos a indefinidos, siendo Euskadi y Asturias son las comunidades autónomas que más han aumentado, ambas por encima del 30 por ciento. A continuación, se sitúan Navarra, Murcia y Andalucía, con ratios superiores al 25 por ciento.

Etiquetas
stats