Córdoba podrá endeudarse sin permiso del Ministerio de Hacienda en 2018

En segundo plano, los ediles de IU Pedro García, Alba Doblas y Amparo Pernichi. En primer plano, Mar Téllez y Emilio Aumente, del PSOE | ÁLEX GALLEGOS

Poco a poco, el Ayuntamiento de Córdoba está abandonando las estrecheces financieras a las que está sometido desde que en 2012 el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó una ley que perseguía acabar con los desequilibrios económicos de las corporaciones locales. Desde entonces, el Ayuntamiento tiene que pedir permiso al Ministerio o a la Junta para pedir un crédito. En 2018 dejará de hacerlo, según las previsiones que maneja la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) y que ha publicado este martes sen u informe sobre las Líneas Fundamentales de los Presupuestos de 2018 de las entidades locales.

En el caso de Córdoba, AIRef insiste en que el Ayuntamiento volverá a incumplir la famosa regla de gasto en el próximo ejercicio, pero que la previsión es que lo haga de una manera muy inferior a como lo hizo en 2017. Es decir, poco a poco el Consistorio está corrigiendo sus últimos desequilibrios financieros, vuelve a recaudar más dinero del que gasta y tiene reservas en tesorería suficientes como para hacer frente a sus próximos vencimientos de deuda.

En su exhaustivo informe, AIRef destaca que el Ayuntamiento prevé cumplir el compromiso de superávit al cierre de 2017 establecido en el plan de refinanciación de deuda que tiene suscrito. También se prevé cumplir el de 2018 si bien con un descenso del 33% del previsto para 2017.

El informe analiza a las 21 mayores corporaciones locales y, aunque en conjunto su balance es positivo, se observa una menor aportación al superávit del conjunto del sector. Además, ocho de estas 21 corporaciones incumplirán la Regla de Gasto. Por otro lado, la AIReF ha seleccionado 18 corporaciones con más de 20.000 habitantes y en 9 de ellas (Jerez de la Frontera, Alcorcón, Parla, Jaén, Gandía, La Línea de la Concepción, San Andrés del Rabanero, Totana y Navalcarnero) encuentra un problema estructural y agudo de sostenibilidad de sus finanzas.

Negociación de los presupuestos

Mientras tanto, el equipo de gobierno negocia a contrarreloj la aprobación definitiva de los presupuestos, con el objetivo de que entren en vigor antes del 1 de enero de 2018, como marca la ley. Así, para este jueves la concejala de Hacienda Alba Doblas (IU) ha convocado a los portavoces de todos los partidos del Pleno con el objetivo de que aclaren sus alegaciones, para que puedan ser resueltas lo antes posible. El 28 de diciembre está previsto que se convoque el Pleno extraordinario, el último del año, en el que se aprobarían los presupuestos.

El cogobierno ya cuenta con el apoyo de Ganemos, pese a sus dudas iniciales y a que tumbó las ordenanzas fiscales. Ganemos aprobó en octubre la aprobación provisional de unas cuentas que tiene previsto respaldar de nuevo.

Etiquetas
stats