Córdoba pierde 2.500 habitantes al tener a muchos más emigrantes que inmigrantes

Un grupo de jóvenes arrastra maletas por el Puente Romano | TONI BLANCO

2.501 habitantes menos en solo un año. Ese es el resultado del llamado saldo migratorio en la provincia de Córdoba. Es decir, la resta entre el número de inmigrantes que llegan a la provincia en busca de un futuro por los emigrantes que salen al exterior desde Córdoba buscando lo mismo, un futuro. Según los datos de la Estadística de Variaciones Residenciales que publica anualmente el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, durante el año 2017 se registraron un total de 15.858 movimientos de entrada de población, por los 18.359 cordobeses que se marcharon al extranjero. Es decir, la provincia perdió 2.501 habitantes solo por este motivo.

De hecho, Córdoba es de las pocas provincias en Andalucía en la que se mantiene la tendencia negativa de este saldo migratorio en los últimos cuatro años. En Andalucía, y por primera vez en cuatro ejercicios, se han vuelto a ganar habitantes, al sumar más inmigrantes que emigrantes. Más de la mitad de los inmigrantes y los emigrantes cordobeses van o vienen al extranjero. El resto se queda en alguna otra provincia española, según esta estadística.

Además, Córdoba capital es una de las ciudades donde más población se pierde por este motivo. Según la estadística, en 2017 se empadronaron en la ciudad un total de 1.633 personas procedentes del extranjero. Al contrario, se marcharon de la capital un total de 2.408 personas. ¿Resultado? La población cayó por este motivo en 775 vecinos. Es más, Córdoba también ha perdido habitantes por la emigración a otros puntos de España. Así, a la ciudad llegaron 3.015 personas procedentes de otros puntos del país, mientras que un total de 3.187 se marcharon. Es decir, por este motivo se perdieron 172 habitantes. En total, prácticamente un millar de habitantes menos.

Datos andaluces

Algo más de la mitad de los movimientos de entrada en Andalucía, 74.640, procedían del extranjero (un 17,7% más que el año anterior). De estos movimientos, el 90,7% fueron de extranjeros y el resto de españoles. Málaga, con el 37,4% del total de entradas, y Almería con el 18,0%, fueron las provincias que más entradas recibieron desde el extranjero. Por el contrario, Jaén, con un 2,2%, fue la que menos entradas recibió desde fuera de España. Los movimientos del exterior provinieron fundamentalmente de Marruecos (9.151), Reino Unido (6.391) y Rumanía (4.508).

Las entradas en Andalucía del resto de España bajaron un 1,2% y procedieron mayoritariamente de las provincias de Madrid (10.049), Barcelona (6.542) e Islas Baleares (4.171).

De las 127.035 salidas registradas desde Andalucía, el 52,8% (67.030) se dirigió al resto de España, un 4,3% más que en 2016. Los destinos principales fueron la Comunidad de Madrid, con un 23,9%; Cataluña, con un 15,7%, e Islas Baleares, con un 10,1%, movimientos que suponen casi la mitad de las migraciones desde Andalucía al resto de España. Estas salidas, como en años anteriores, fueron realizadas en su mayoría por españoles (78,4%).

El número de movimientos en el interior de Andalucía (163.509) descendió un 0,03% respecto a 2016. Los movimientos con destino en las capitales de provincia fueron 38.087, un 23,3% del total de movimientos interiores (23,4% en 2016). De ellos, el 69,4% procedía de municipios de la misma provincia de la capital de destino. Por otro lado, los movimientos interiores con origen en las capitales de provincia (38.603) representaron el 23,6% del total (mismo porcentaje que en 2016).

Atendiendo al sexo de la persona migrante, los cambios residenciales de hombres fueron ligeramente más frecuentes, con el 51,4% en el total de los movimientos residenciales (418.238). Sin embargo, en los movimientos interiores, la mujer fue levemente superior al hombre con el 50,8% del total de dichos movimientos.

Respecto a la edad en el momento de la migración, tanto en las inmigraciones como en las emigraciones, el grupo más frecuente fue el de 30 a 34 años, con un 12,4% y un 12,5% respectivamente.

Considerando los saldos migratorios provinciales y contando los movimientos tanto internos como externos, cabe resaltar que Málaga presentó el mayor saldo positivo (3.682) y Jaén el mayor negativo (-3.918).

En el ámbito municipal, Marbella y Almería capital alcanzaron los mayores saldos migratorios positivos, 2.799 y 1.234 respectivamente. Mijas (Málaga) presentó el menor saldo (-4.214), seguido por El Ejido (Almería) con -3.277.

Etiquetas
stats