Córdoba inaugura el verano con bajada de temperaturas y previsión de lluvia

.

La lluvia que cayó en la tarde del 31 de mayo sobre la provincia, vino a despedir una primavera que terminó pareciéndose mucho al verano. Tras casi dos semanas continuadas de estabilidad y altas temperaturas, en el cierre del mes y de la estación climatológica, las temperaturas volvieron a su cauce y la lluvia volvió a caer sobre la capital, marcando el inicio de un cambio de tercio meteorológico que va a tener continuación durante la primera semana de junio.

El descuelgue de una baja hasta las inmediaciones ibéricas durante el fin de semana, disparó la formación de tormentas por buena parte del interior peninsular, al tiempo que imponía flujo húmedo oceánico en el cuadrante suroccidental, trayendo de vuelta a la región andaluza la lluvia asociada a un sistema frontal. Este cambio en la dinámica atmosférica, en el que la dorsal anticiclónica pasa a un segundo plano, va a mantenerse al menos durante la primera semana de junio, con el descuelgue de una nueva vaguada hasta el norte peninsular, que volvería a traer lluvia de forma más o menos generalizada en toda la Península.

En Córdoba la lluvia volverá a hacer acto de presencia de cara a la tarde del próximo jueves, pudiendo tener continuidad en la primera mitad del fin de semana. Antes, las protagonistas del cambio vendrán de la mano de las temperaturas, que aunque notarán un cierto repunte respecto a las máximas registradas en la tarde del domingo, quedarán relativamente lejos de las que nos han estado acompañando durante la última semana y media de mayo. Así el termómetro entre las jornadas del lunes 1 y el miércoles 3 de junio oscilarán entre los 15 a 16 grados de mínima y los 33 a 34 grados de máxima en el valle del Guadalquivir. En el resto de la provincia el alivio será más notable, con unas temperaturas máximas que rondarán la barrera de los 30 grados.

Pero el gran cambio se notará en la jornada del jueves 4 de junio. Para entonces el paso de un sistema frontal asociada a la vaguada del norte peninsular, dejará lluvias generalizadas desde la tarde. La mayor nubosidad y la entrada de aire relativamente frío, provocará una caída brusca de las temperaturas en toda la provincia de entre 6 y 7 grados respecto a las jornadas previas. Volveremos de nuevo a las máximas de 25 grados en puntos del valle del Guadalquivir, pudiendo ser entre dos y tres grados más bajas en el resto de la provincia.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats