Córdoba y La Carlota, entre los escasos ayuntamientos que usan energía verde

El gerente de la compañía, en la sede de la empresa.
Unieléctrica suministra electricidad procedente de energías renovables a estos dos consistorios, además de a la Mezquita Catedral en Córdoba

Los ayuntamientos de Córdoba y La Carlota se encuentran entre los pocos españoles con el alma ‘verde’, después de que sus ayuntamientos se estén surtiendo con distintos contratos con la empresa de renovables Unieléctrica, una de las pocas comercializadoras españolas certificadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que solo vende energía proveniente de la producción eólica, hidroeléctrica, termosolar o fotovoltaica. Todo ello con un coste que, sin embargo, resulta competitivo gracias al abaratamiento de las renovables en los últimos meses, estudios previos para ahorrar energía y a ventajosas tarifas de la comercializadora.

Según ha informado Unieléctrica a través de una nota de prensa, los dos municipios cordobeses se convierten así en unos de los consistorios pioneros de España en su género y de los primeros del país en aprovechar las oportunidades del nuevo panorama del sistema eléctrico para, en primer lugar, consumir solo renovables, impulsar indirectamente este sector y dar testimonio de su apuesta por el medio ambiente y el futuro de la sociedad.

En el caso de Córdoba, la comercializadora surte de electricidad proveniente de renovables a la sede de su empresa municipal de la vivienda (Vimcorsa), y junto a La Carlota son una de la decenas de consistorios clientes de Unieléctrica en todo el país, con otros casos en Andalucía como Zújar o Paterna del Río o, en otras comunidades autónomas, como Cercedilla (Madrid) u Orgaz (Toledo). Unieléctrica, la décimocuarta comercializadora en el ránking general de todas las de su sector en España, también abastece a uno de los monumentos más emblemáticos de Europa, la Mezquita-Catedral, que junto al Puente de la Torre de Londres o la Torre Eiffel es de los pocos hitos monumentales que se abastecen exclusivamente de renovables.

La firma comercializadora, con capital 100% español, es una de las dos decenas de certificadas como verdes por la CNMC de las cerca de 300 autorizadas, la mayoría de las cuales venden energía proveniente del carbón, el petróleo y la nuclear junto a las propias renovables. Para Unieléctrica, la compra diaria de energía exclusivamente ‘verde’ para sus 14.000 clientes (la práctica totalidad pymes y autónomos) le supone un ligero coste adicional. Sin embargo, ajustando las facturas y con medidas de eficiencia energética la firma consigue ofrecer tarifas muy competitivas y, además, que sus clientes (muchos de ellos del sector de la hostelería) puedan disfrutar de un plus de imagen por su responsabilidad con el medio ambiente. Un solo dato: el año pasado los clientes de Unieléctrica ahorraron emisiones a la atmósfera de CO2 en todo el país equivalente a sacar de las calles al día 142.000 coches de gasolina en pequeños trayectos urbanos de unos 30 kilómetros.

“Vendemos energía, pero no a toda costa. De hecho, lo primero que hacemos con nuestros clientes es proponerles fórmulas de eficacia para sacarle el mayor provecho al gasto y a veces consiguen ahorros de hasta el 30% respecto a sus anteriores facturas con otras comercializadoras”, explica Diego Montes, director gerente de Unieléctrica, una firma que también ha culminado los exigentes protocolos para obtener la certificación ISO 50001 de eficiencia energética en sus instalaciones. “Por eso queremos empezar por nosotros mismos, porque no tiene sentido ni es moral en estos tiempos derrochar energía”, asegura el responsable de la comercializadora de renovables.

Etiquetas
stats