Córdoba acoge un proyecto piloto para facilitar casas a las personas sin hogar

Voluntarios entregan café a una persona ‘sin techo’.

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio (PSOE), y el director general de RAIS Fundación --la Red de Apoyo a la Integración Sociolaboral--, José Manuel Caballol, han firmado a primera hora de la tarde de este jueves un convenio de colaboración para el alojamiento y atención integral para las personas sin hogar.

Con la firma de este convenio, tanto la fundación como el Ayuntamiento, ponen en marcha una línea de trabajo para la inserción laboral y el acogimiento de personas en situación de exclusión social, según informa el Consistorio, que detalla que el presente convenio estará vigente hasta el día 31 de marzo.

Esta colaboración se basa en un proyecto piloto e innovador, llamado 'Hábitat', basado en la metodología 'Housing First', que plantea una forma diferente de afrontar el problema de personas sin hogares: facilitar viviendas accesibles y con carácter permanente a las personas sin hogar que se encuentran en peor situación. El modelo ha reducido en un 30% el número de personas sin hogar crónicas en las calles en Estados Unidos, entre los años 2005 y 2007.

En esta primera etapa se han puesto en funcionamiento una decena de viviendas que prácticamente ya están ocupadas en su totalidad. El Ayuntamiento se compromete a financiar con 30.000 euros el desarrollo del proyecto 'Hábitat', para hacer frente a los gastos de personal y atención a las personas beneficiarias.

Al respecto, Isabel Ambrosio ha destacado que con acuerdos como estos se sigue "avanzando" en el "compromiso" del equipo de gobierno, "que ninguna persona se quede atrás, arbitrando para ello, las medidas que estén en la órbita municipal y cerrando acuerdos como este que han demostrado excelentes resultados allá donde se han implantado".

El programa 'Hábitat' de RAIS Fundación, basado en 'Housing First', se dirige a las personas sin hogar que llevan al menos tres años durmiendo en la calle y tienen problemas de salud mental, adicción a alcohol o drogas o una discapacidad grave. El éxito de este modelo se refleja en el hecho de que un año después de acceder a la vivienda el 100% de las personas continúan viviendo en ella.

El proyecto 'Hábitat' es además "más barato que las soluciones asistencialistas convencionales". Una plaza de albergue cuesta de media en España 39 euros al día y una vivienda unipersonal de 'Hábitat' --con todo su equipamiento incluido-- cuesta 34 euros por día. Sólo un 12,8% de personas sin hogar percibe una Renta Mínima en España y en el programa Hábitat la gestionan todos los que la necesitan.

Desde ese hogar las personas se encuentran en una nueva situación que les lleva a acceder a los servicios sanitarios, atención psicológica, programas de desintoxicación, solicitar prestaciones de discapacidad o vejez, etc. Y la integración en el vecindario es plena, normal y satisfactoria.

El modelo 'Housing First' parte del Derecho a la Vivienda como principio metodológico, de modo que "se les ofrece un apartamento unipersonal --sin poner condiciones distintas a las que un casero pide a cualquier otro vecino--", al tiempo que aceptan una visita semanal de acompañamiento social y contribuyen a sostener su vivienda con el 30% de los ingresos que tenga.

Etiquetas
stats