“La convivencia con mi perro es insostenible”: recuerda que la entrega de animales está suspendida

Perros en el Centro de Control Animal | MADERO CUBERO

El confinamiento en casa está poniendo a la sociedad ante una prueba que, por el momento, desconocemos si tendrá o no algunas consecuencias psicológicas y de qué índole. La libertad de movimiento está estrictamente limitada y sacar a la mascota a pasear durante unos minutos es una de las excepciones permitidas, una medida que ha puesto sobre la mesa la vergonzante actitud de quienes están alquilando a sus perros o quienes los están adoptando para poder salir a la calle.

En el caso de Córdoba, las iniciativas para controlar estas prácticas denunciables han aumentado tanto desde el Ayuntamiento como desde la asociación El Arca de Noé. Desde que se decretó el estado de alarma el pasado sábado 14 de marzo, el Centro de Sanidad y Bienestar Animal de Sadeco suspendió todas las adopciones y la entrega de animales, todo ello para reducir las aglomeraciones de personas. Aún así, las llamadas para adoptar perros se suceden diario, tal y como afirma a este medio la veterinaria del centro, Elena Jiménez.

“Hay gente que quiere seguir viniendo para adoptar animales y les decimos que no porque, viendo lo que estamos viendo, se trataría de adopciones irresponsables que se hacen para conseguir el esparcimiento propio”, argumenta Jiménez, que cuenta que el mismo día que  se decretó el estado de alarma recibió la visita de una mujer “que quería entregar a su perro porque le había salido trabajo fuera”. A juicio de la veterinaria, un explicación “nada  creíble viendo la situación” y le emplazó a solicitar cita para cuando finalizara el confinamiento.

La petición de entrega de animales, sin embargo, se suceden por días y el pasado lunes, un hombre llamó al centro “asegurando que tenía que entregar a su perro porque la convivencia se había vuelto insostenible”. Al igual ocurre con las llamadas que el centro recibe para adoptar perros. En este sentido, Jiménez recuerda a quienes hayan acogido a un animal por otras vías que el estado de alarma “sólo permite estar unos minutos en la calle”, por lo que el esparcimiento del perro y de la persona sería “mínimo”.

Además de la suspensión de entregas y acogidas, Sadeco también ha deshabilitado la opción de reservar animal, que estaba operativa en la web del centro. “Hemos tenido que tomar esta decisión porque estábamos teniendo muchas reservas de particulares que quién sabe si, cuando termine el confinamiento, querrán tener ese animal”, cuenta la veterinaria, adelantando que la vuelta al trabajo no será la misma de un día para otro y las adopciones se realizarán gradualmente.

En relación a los animales que duermen día a día en el centro, Jiménez hace hincapié en que “se sigue trabajando del cañón como siempre” y, en la medida de lo posible, ella y el personal de apoyo intentan que los animales salgan unos minutos de sus jaulas. Un trabajo que se torna complicado ya que buena parte de los trabajadores se encuentra desinfectando residencias y los voluntarios no pueden acudir al centro hasta que no se levante el estado de alarma.

Por otro lado, en la asociación El Arca de Noé han extremado las medidas de seguridad para que tres voluntarios -en condiciones normales son seis y siete- acudan al albergue para tratar y alimentar a los animales que tiene acogidos. Con respecto a las adopciones, una de las responsables, Miriam, afirma que el número ha disminuido y son los voluntarios los que están acogiendo a los animales en sus casas. “Ahora tienen más tiempo, no tienen que ir a trabajar o a clase, y han decidido dedicarle sus horas a un animal. Esto permite que se reduzca el tiempo que los voluntarios están en el albergue”, cuenta.

Aún así explica que durante el confinamiento se están produciendo abandonos de animales aunque muy poco pueden hacer desde la asociación debido al confinamiento. Asimismo, esta voluntaria alerta de que “la paralización de la aplicación del método CER (Capturar-Esterilizar-Retornar) por parte del Ayuntamiento va a provocar el nacimiento de grandes camadas de gatos”. Sin ir más lejos, la pasada semana “unos agentes de la Policía Local se encontraron cachorros de gato y los llevaron directamente a una clínica privada, que acabó llamándonos a nosotros”, concluye Miriam.

En caso de duda sobre cómo actuar con tu mascota durante la crisis, el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios ha asegurado que actualmente no existe evidencia científica de que los animales domésticos padezcan ni transmitan el coronavirus. Aún así puedes extremar las precauciones lavándote las manos y evitar tocar alguna parte de tu cuerpo tras estar en contacto con un animal. En el caso de personas afectadas por el Covid-19, el Colegio recomienda dejar al animal con otra persona y no prestar al cuidador los utensilios habituales usados con la mascota si no es posible obtener unos nuevos. Si por el contrario tú has dado positivo en coronavirus o alguna de las personas que vive en casa y decides que tu mascota se quede con vosotros, deberéis lavaros las manos con frecuencia, evitar el contacto con el animal y usar mascarilla.

Etiquetas
stats