Los controladores de los patios cobrarán 14 euros la hora y trabajarán durante las dos semanas

Presentación del concurso, en Orive.

El Ayuntamiento contratará este año a más de medio centenar de controladores para el popular concurso de los Patios de Córdoba con dos grandes novedades. Una, que tendrán un salario digno, de 14 euros la hora brutos, según consta en el pliego de condiciones (ahora la empresa que se haga con él determinará el salario). Otra, que a diferencia de años anteriores trabajarán siempre que estén los patios abiertos, de lunes a domingo durante las dos semanas.

Este jueves, la concejala de Promoción de la Ciudad, Carmen González, acompañada de responsables de las tres asociaciones de patios ha presentado el que quizás es el concurso más importante y conocido de la ciudad, que además está declarado como patrimonio mundial por la Unesco.

Hasta la fecha, según ha detallado la edil, los controladores comenzaban a prestar su servicio de apoyo a los propietarios y cuidadores de patios desde los miércoles por la tarde hasta el domingo durante las dos semanas de celebración de la Fiesta reconocida por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, pero “tras observar que las visitas ya no se concentran en los últimos días, sino que se distribuyen, y además es cierto que hace falta respaldo a diario, se va aumentar el programa, para que todos los días a todas las horas en que están los patios a concurso abiertos, se cuente con un controlador”, ha destacado.

Del 1 al 13 de mayo se celebrará en Córdoba, como todos los años, la Fiesta de los Patios, una tradición declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, que este año celebra el quinto aniversario de esta nominación.. “Es nuestra fiesta más querida, mimada y que más nos aporta, gracias al esfuerzo y el trabajo continuo de los protagonistas”, avanzó Carmen González.

Ante los cuidadores, la concejala lamentó que no sea hasta el año que viene cuando se aplique la bonificación al pago del IBI de estos cuidadores. Para este año, además de la presencia constante de controladores, habrá bonificaciones de hasta el 50% en la factura del agua a través de Emacsa, y Sadeco también entregará un latón, una clásica regadera, a cada uno de los concursantes.

Carmen González, además, ha querido hacer un guiño al “relevo generacional” necesario para que esta fiesta siga existiendo. Así, destacó el caso del patio de Zarco 13, que “lo presenta el nieto de la antigua propietaria. Es muy joven y quiere devolver a su abuela el cariño recibido”, dijo. Zamorano 10, lo presentará una joven pareja que lo habita, al igual que Juan Rufo 19. Y por último destacó el “ejemplo de tres generaciones” del patio de Martín de Roa 7.

Los cuidadores piden más apoyos

Por su parte, los representantes de las asociaciones de cuidadores y propietarios de patios han reclamado más apoyo. Carmen Álvarez aseguró, por ejemplo, que “la hostelería se tiene que implicar del todo. Somos los que generamos los mayores ingresos durante el año. Nosotros somos los que trabajamos y no recibimos nada a cambio. Esa espina la tenemos clavada y la tenemos que sacar como sea”.

Por su parte, Rafael Barón animó a los cuidadores a “que se esfuercen, que disfruten con la fiesta” que traten bien a los visitantes, “que hablen con ellos, conversen”. “Si el patio se convierte en un escaparate no ha servido de nada la declaración de la Unesco. Es un espacio donde vivimos, donde desarrollamos nuestra vida, donde compartimos”, dijo.

Además, reclamó también más apoyo. “Ahí está el chino”, dijo en referencia al señor Fu y la creación de otro festival de patios en otoño. Barón apuntó que “hay que pedir colaboraciones para el relevo generacional. Hay que buscar un programa educativo como hay para que los niños en la infancia conozcan los patios” y puedan abrir los patios en el futuro. “Que la gente entienda que la fiesta es de todos no solo de los que abrimos los patios. No queremos vivir del patio, pero tampoco vivir para el patio”, concluyó.

Etiquetas
stats