La constructora de la Normal de Magisterio demanda al Ayuntamiento

Un trabajador, en las obras de reforma de la Normal de Magisterio | MADERO CUBERO
La constructora Vías y Construcciones, que es filial de ACS, plantea un contencioso administrativo contra la Gerencia de Urbanismo después de que ésta le exigiera que aceptara el proyecto modificado para seguir con las obras

El Ayuntamiento y la constructora que ejecuta la reforma de la antigua Normal de Magisterio en el Sector Sur se tendrán que ver las caras en los tribunales. El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Luis Martín, ha confirmado esta mañana que el viernes la empresa anunció ante este organismo autónomo que iba a interponer una demanda en el Contencioso Administrativo. La constructora recibió la pasada semana un proyecto modificado de las obras redactado por la Gerencia, que le daba cinco días para reiniciar los trabajos o rescindiría el contrato. Ahora, la firma ha paralizado todo el proceso con la interposición de una demanda en sede judicial, por lo que el Ayuntamiento se encuentra atado de pies y manos para poder continuar con los trabajos de reforma.

Las obras están paradas desde finales de este verano, cuando la empresa entendió que necesitaba más dinero por un problema con los materiales previstos y el hormigonado que necesitaría el edificio, una vez iniciados los trabajos. El proyecto de reforma de la Normal de Magisterio no está financiado con fondos propios del Ayuntamiento, sino que va a cargo de dinero proveniente de la Unión Europea a través del programa Urban Sur. En total, se estima en 4,9 millones de euros el coste de las obras que se están desarrollando.

Ahora, las obras pueden estar totalmente paralizadas por un tiempo indeterminado. El propio Martín ha reconocido que mientras el asunto esté “sub iudice” el Ayuntamiento no puede volver a licitar las obras. Además, el Consistorio se encuentra con un problema añadido: el 31 de diciembre tienen que estar ejecutadas todas las partidas del Urban Sur. En caso de que no, la Unión Europea reclamaría el dinero concedido. El Ayuntamiento trabaja con Europa para intentar alargar los plazos. El objetivo es no perder el dinero de la Unión Europea, que se concedió a través del plan Urban. Para ello, necesitaría una prórroga de la Comisión. En el caso de resolver el contrato, el Consistorio se enfrenta a los tediosos trámites burocráticos, que pueden retrasar el reinicio de las obras incluso años.

La pasada semana, la empresa recibió un modificado de las obras cuyo coste se incrementaría en unos 350.000 euros. Ese dinero se dedicaría al pago de la estructura que la empresa dijo necesitar. Además, no saldrá de fondos propios. El Ayuntamiento adjudicó con menos dinero del previsto la obra. Por tanto, sería dinero sobrante.

Etiquetas
stats