El Consejo Social rechaza que se multe por rebuscar en la basura

Un hombre rebusca en un contenedor de basura | MADERO CUBERO
El órgano asesor insta al Ayuntamiento a sustituir las sanciones, que pueden superar los 900 euros, por trabajos para la comunidad

El Consejo Social de la Ciudad de Córdoba (CSC), el principal órgano asesor del Ayuntamiento, ha rechazado a través de un informe una de las medidas más polémicas de la nueva ordenanza de higiene urbana del Consistorio: las multas por la “manipulación de los contenedores”. El Consejo ha querido hacer “un llamamiento a la comprensión” de que en la actualidad pueda haber gente buscando comida dentro de los contenedores por “el marco económico en el que nos encontramos”. Así, considera que estas actividades no deberían tener como consecuencia una “sanción pecunaria”, ya que se han convertido “en un verdadero estado de necesidad en muchas de las personas que lo realizan”. Estas sanciones, según la ordenanza, podrían alcanzar los 900 euros.

En cambio, el Consejo Social propone que las sanciones se sustituyan por la “posibilidad de prestación de servicios a la comunidad, corrigiendo el daño causado”. En su día, durante la presentación a la prensa de la nueva ordenanza de higiene urbana, el teniente de alcalde de Presidencia, Miguel Ángel Torrico, justificó que “la comida que se deposita en un contenedor ya es basura”, que se pone en riesgo la salud pública y que la manipulación de contenedores conlleva riesgos para las personas que lo hacen.

La ordenanza prevé sanciones de hasta 900 euros por infracciones leves de la norma. ¿Y qué es una infracción leve de la ordenanza de higiene urbana? Pues prácticamente todo lo que tenga que ver con ensuciar la calle: escupir un chicle a la vía pública, arrojar papeles fuera de las papeleras o no recoger los excrementos de las mascotas (incluso orinar en la calle). La sanción podrá alcanzar los 900 euros si el instructor de la misma (el Policía Local que observe este comportamiento incívico) así lo aprecia. El instructor será el encargado de valorar el importe concreto de la multa, según informó Torrico.

DEMANDA POR FALTA DE PAPELERAS

El Consejo Social también ha aprovechado su informe para llamar la atención sobre la “falta, en muchas zonas de nuestra ciudad, de papeleras y/o ceniceros que ayuden a los ciudadanos a mantener en buen estado higiénico nuestras calles y plazas”, según exponen en el documento, al que ha tenido acceso este periódico.

Además, el Consejo también reclama que se hagan más campañas públicas de concienciación y prevención ciudadana que “desde hace años no se realizan” porque “una ciudadanía bien informada es más receptiva, sensibilizada y colaboradora”. En cuanto al apartado de derechos y obligaciones de los ciudadanos, se hace especial hincapié en la necesidad de articular un órgano de participación ciudadana para llevar a cabo la ordenanza.

También, el Consejo Social considera que con esta ordenanza se abre una posibilidad “para zonas de nueva construcción” con el sistema de recogida de basura de “puerta a puerta” y la creación de cuartos de vecinos donde se almacenarán los residuos y se evitará así la presencia de contenedores en las calles.

Etiquetas
stats