El Consejo Social pide que se defina mejor el centro de convenciones

Pabellón del Parque Joyero, actualmente. | FOTO: MADERO CUBERO
El Consejo Social demanda ahora que el futuro centro de congresos esté más cerca del casco histórico y no en el Parque Joyero

El Consejo Social de Córdoba (CSC), que se define a sí mismo como “el máximo órgano de participación ciudadana” en el municipio, no está muy convencido con el proyecto de construcción del Centro de Convenciones y Congresos en el Parque Joyero de Córdoba. El CSC, reunido en pleno, ha mostrado sus dudas después de leer la memoria jurídica, económica y social del proyecto puesto en marcha por el Ayuntamiento de Córdoba e impulsado por el alcalde, José Antonio Nieto. Tantas dudas tienen que llegan a hablar de la “indefinición” del proyecto.

El informe del CSC, al que ha tenido acceso este periódico, consta de nueve puntos en los que analiza el proyecto municipal. En el punto dos, el Consejo Social asegura estar preocupado “por una una cierta indefinición en la actuación proyectada” ya que “en principio se plantea como la construcción de un Palacio de Congresos que, posteriormente se transforma en un Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones”. “Esta indefinición inicial lastra la labora del comité que ha elaborado el documento analizado, en el que se observan algunas contradicciones que pueden dificultar su comprensión”, asegura el informe.

Entre estas contradicciones, el CSC destaca que en la memoria económica la “viabilidad del proyecto se orienta más hacia la actividad congresual” y que se deja al margen la organización de ferias y convenciones. “Más del 54% de los ingresos que se proyectan para el primer año de actividad proceden de los congresos, siendo de dos tercios para los ejercicios sucesivos”. El CSC tampoco está convencido del órgano de gestión elegido para dirigir el futuro Centro de Convenciones y Congresos. El Ayuntamiento se inclina porque la gestión sea asumida por el Consorcio de Turismo.

Pero lo que más preocupa, ahora, al CSC, es su ubicación. Según este organismo, “se suscitan dudas sobre la idoneidad de la ubicación” por “la insuficiencia viaria que permita un acceso ágil al mismo” y “la carencia de servicios en las proximidades” al pabellón del Parque Joyero. “El CSC quiere recordar el valor añadido que supone la proximidad al casco histórico de cara a la promoción de eventos a celebrar en nuestra ciudad”, agrega el informe en su punto cinco. El Consejo se refiere, sin nombrarla, a la parcela del parque de Miraflores. Y aquí incide en el siguiente punto.

El CSC critica que no se haya profundizado en un estudio sobre si es necesario o no cambiar el planeamiento urbanístico para acometer este proyecto. Según este consejo, no se han pedido los informes pertinentes para asegurarse que no hay que cambiar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y es que si finalmente hay que hacerlo “podría ponerse en cuestión la viabilidad” del proyecto y “se retrasaría considerablemente su ejecución”.

El Consejo, que también critica la falta de apoyo económico del resto de las administraciones públicas, pide al Ayuntamiento que piense qué quiere hacer con la parcela de Miraflores que quedará libre y que evalúe si en su lugar no puede levantar una infraestructura para acoger un auditorio, la sede de la orquesta o una sala para grandes exposiciones. Por último, ha pedido al equipo de gobierno que abra “un proceso de diálogo” con el objetivo de “obtener el máximo consenso posible” sobre el proyecto.

Etiquetas
stats