Los conductores de ambulancias, el nuevo frente abierto del SAS

FOTO: ALFONSO ALBA
Los técnicos de transportes de emergencias denuncian un recorte del 10% en su nómina y un peor dispositivo de emergencias

Por si tuviera a pocos colectivos levantados en protestas, al Servicio Andaluz de Salud (SAS) se le acaba de abrir otro frente. Esta mañana, en la puerta del hospital universitario Reina Sofía de Córdoba han protestado los conductores de ambulancias que el SAS tiene contratadas para prestar servicios de emergencia no adscritos al 061.

En Córdoba, hay seis empresas privadas que se dedican a este tipo de transporte sanitario y que dan empleo a un total de 400 personas. Los representantes de los trabajadores denuncian que han sufrido un recorte en su salario del diez por ciento, cuando la media en la plantilla de los empleados del SAS ha sido del 7 por ciento, según el delegado sindical José Polonio.

Además, aseguran que otro de los recortes afecta a los trabajadores que se quedan de guardia en muchos centros de salud ante emergencias. Si antes se quedaban tres personas, ahora sólo se queda una y el conductor de la ambulancia en su casa aguardando que se produzca una llamada. “Esto provoca retrasos porque hay que ir a recoger al médico y luego a la urgencia”, asegura Polonio. “Los transportistas no estamos dispuestos a que merme nuestra economía y nuestro servicio”, resume el delegado sindical. Los conductores de ambulancias aseguran que ante estos retrasos “somos nosotros los que recibimos las quejas y los reproches de los usuarios”.

En los próximos dos meses, los técnicos de transporte de emergencias desarrollarán un calendario de movilizaciones. En principio, a través de pequeños paros parciales por empresas, pero posteriormente con huelgas parciales a nivel andaluz que desembocarán en una manifestación en Sevilla el próximo 12 de diciembre. Además, plantean ya para enero una huelga general en el caso de que no sean escuchadas sus demandas.

Etiquetas
stats