Condenado a 480 euros de multa por vejar a una pareja al grito de “maricones”

Los hechos ocurrieron en la Plaza de la Albolafia.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Córdoba ha condenado a un joven de 18 años a pagar 480 euros de multa (ocho euros diarios durante dos meses) por un delito leve de maltrato hacia otros dos chicos, a los que, tras verlos dándose un beso, les espetó que eran unos “maricones”, lo que supuso la humillación para las víctimas.

Los hechos ocurrieron el 26 de septiembre de 2016, cuando el acusado -con antecedentes penales- se encontraba en la Plaza de la Albolafia y vio cómo la pareja se estaba dando un beso. En ese momento, “y con la intención de burlarse” de los chicos por su orientación sexual, se dirigió hacia ellos diciéndoles “maricones”, así como otras expresiones que no han podido ser concretadas durante el juicio, aunque sí fueron de carácter peyorativo.

Ante la humillación sufrida por los jóvenes, uno de ellos mostró su repulsa hacia el acusado, volviéndose éste y agarrando del brazo a la víctima con fuerza, provocando su caída al suelo, donde siguió golpeándole.

Durante el juicio, el acusado negó los hechos y aseguró que él era la “víctima” ya que, según su testimonio, iba circulando con su bicicleta cuando oyó decir 'tu puta madre', lo que provocó que se detuviera y se acercara a los denunciantes, a quienes conocía de vista pero con los que nunca había tenido ningún problema.

En la vista oral, las víctimas hicieron especial hincapié en el carácter homofóbico que supone recibir un insulto del calado de “maricones” ya que “no es lo mismo que te digan bajito o feo a que te digan eso ya que atenta contra tu orientación sexual”.

Etiquetas
stats