Concurso de talentos para el Sorteo de Oro de Cruz Roja

Presentación de la actividad de Cruz Roja.
"Números que acaban con la desigualdad" es el lema de este año de un Sorteo fundamental para la financiación de la variada labor social de la entidad

Cruz Roja ha decidido darle este año en Córdoba un toque artístico a su campaña del Sorteo de Oro con el lanzamiento de un concurso de talentos musicales, de baile y de otras disciplinas creativas como los monólogos o la magia.

Bajo el título #TalentosDeOro, esta iniciativa contará con el apoyo del productor musical Manuel Ruiz Queco, el pianista Alberto de Paz y el joven mago Pablo Cánovas, quienes harán de embajadores y jurado de la gala final de este evento, que se celebrará en el Conservatorio Profesional Músico Ziryab.

Hasta el próximo 10 de junio, las personas interesadas en participar en este concurso –en el que también colaboran la Escuela Yo Canto y el citado Conservatorio Profesional Músico Ziryab- podrán rellenar su ficha de inscripción (descargable en www.cruzroja.es/cordoba ) y presentarla en la sede de Cruz Roja (Cañada Real de Mestas, 2), a través de las redes sociales (www.facebook.com/cruzrojacord o @CruzRojaCordoba en Twitter) o enviándola por correo a johior@cruzroja.es. También se puede recibir más información llamando al 957 433 878.

La siguiente semana (del 13 al 17 de junio) se realizará un proceso de casting y los artistas seleccionados tomarán parte en la gala final de #TalentosDeOro, prevista para el próximo 24 de junio, donde Queco, Alberto de Paz y Pablo Cánovas conformarán el jurado.

"Con este evento hemos querido hacer algo diferente, que resulte divertido y nos permita acercar el Sorteo de Oro a todos los públicos", explica Fernando Veloso, delegado especial de Cruz Roja Española en Córdoba, quien recuerda la "importancia capital de dicho sorteo para la financiación de la variada labor social de la entidad".

"Números que acaban con la desigualdad" es el lema de este año de una iniciativa que viene celebrándose desde 1980, y que a día de hoy es uno de los principales recursos con que cuenta la institución humanitaria para mantener la infraestructura de sus asambleas locales -12 en la provincia- y garantizar el desarrollo de los numerosos proyectos solidarios que lleva a cabo.

Así, quien compra un boleto del Sorteo de Oro está haciendo algo más que buscar su propia suerte; una acción tan sencilla como invertir 5 euros en una participación para este sorteo se convierte en una verdadera acción social.

La recompensa de esa colaboración puede ser doble: por un lado, porque –como ocurrió hace un lustro en la provincia- puede convertirte en millonario; y, por otro, porque, con sólo 5 euros, se contribuye a hacer más felices a los sectores de la población más vulnerables, desde personas mayores o con discapacidad hasta infancia, inmigrantes, drogodependientes, mujeres en dificultad social, familias en riesgo de exclusión social, personas afectadas de VIH/SIDA, familias afectadas por la crisis o habitantes de otras zonas del mundo necesitadas de ayuda humanitaria y de programas de cooperación al desarrollo.

Como cada año, el Sorteo de Oro se comercializa a través de voluntariado, socios, trabajadores de la institución, oficinas y centros de Cruz Roja, administraciones de Lotería, bancos, cajas de ahorro, estaciones de servicio, oficinas de Correos, supermercados y en miles de establecimientos comerciales.

En la campaña de este año colaboran numerosas empresas y entidades con sede en Córdoba, como DEZA, Grupo Alsara, Masymas, Covirán, Magtel, Sanyres, la delegación provincial de la RTVA, el Colegio de Farmacéuticos, Eulen, Distrimedios o Daplast. A las que hay que sumar otros canales de venta

de carácter nacional, como las oficinas de Correos, las estaciones de servicio de Repsol y Cepsa, ONCE, Eroski, Carrefour, El Corte Inglés, Supercor, Peugeot, ADIF, Supermercados Día y entidades financieras como Banco Popular, Santander, Banco Sabadell o BBVA.

Etiquetas
stats