Los colegios católicos inician movilizaciones contra el recorte de los conciertos

Dos niños, en Salesianos ante un cartel reivindicativo | MADERO CUBERO

Los colegios adscritos a Escuelas Católicas de Andalucía (ECA) de Córdoba, organización que aglutina a la mayoría de los titulares de los centros educativos concertados de la comunidad andaluza, han procedido este miércoles a la lectura de un manifiesto en defensa de este modelo educativo ante el cierre de unidades con concierto que podría producirse en aquellas zonas que, según indica la Junta, cuenten con poca demanda.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de ECA, que por otro lado prepara una manifestación en Sevilla para el día 1 de abril contra el cierre de unidades con demanda previsto por la Junta de Andalucía. Previamente, el día 18 de febrero se producirán concentraciones provinciales y actos de protesta en los colegios.

En el manifiesto, ECA, que se considera “enraizada en Andalucía, enriquecida por su cultura y su gente y orgullosa de haber contribuido a su desarrollo”, defiende que los padres tienen el derecho a elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos. Dicha elección “corresponde únicamente a ellos y, por consiguiente, la demanda de las familias debe ser respetada y tenida en cuenta”.

En este sentido, el texto, consultado por Europa Press, apuesta por un “equilibrio” entre la educación pública y la concertada, “signo de libertad y madurez democrática a la que nadie debería temer”, y recuerda que la patronal “nunca ha buscado la confrontación, sino el diálogo, la colaboración y complementariedad”.

En este sentido, ECA desmiente que sus centros sean “clasistas o elitistas, un tópico de quienes en verdad no la conocen o pretenden dañarla”, explicando que, por contra, realiza una gran labor social y sigue siendo un pilar fundamental que garantiza la oferta educativa en todo el territorio andaluz, pues más de la mitad de sus centros se ubican fuera de los grandes núcleos urbanos.

Por otro lado, la organización defiende que los conciertos educativos, “único instrumento que las familias más desfavorecidas tienen para ejercer la libertad de elección de centro”, se deben conceder y renovar automáticamente por la administración a los centros que cumplan los requisitos legales, y recuerda que la enseñanza concertada supone un ahorro económico a la sociedad andaluza.

También rechaza “categóricamente” que en los últimos años la concertada haya crecido a costa de la pública. “Al contrario, el porcentaje de un 80 por ciento para la pública y un 20 por ciento para la concertada en los últimos años ha pasado a un 81,5 por ciento y un 18,5 por ciento, respectivamente”, dice.

Por último, ECA pide a la Junta que la bajada de natalidad y la vuelta de inmigrantes a sus países de origen “no se conviertan en una excusa para que el Gobierno cierre unidades, ni públicas ni concertadas, sino que debe ser una oportunidad para que se invierta más y mejor, con el único fin de que la educación andaluza ocupe el lugar que le corresponde”.

Etiquetas
stats