Cincuenta averías en dos meses en los buses de segunda mano

.
El personal de Aucorsa se comunica las incidencias por un grupo cerrado de Telegram con 146 usuarios|El PSOE pide la dimisión de Tamayo e IU reclama una consejo de administración extraordinario y monográfico

Un grupo de Telegram. 146 usuarios, todos trabajadores de Aucorsa. Objetivo: comunicarse entre los miembros del personal y, de paso, informar las incidencias que sufren los autobuses de segunda mano adquiridos por la empresa municipal el pasado año en la subasta de la Empresa Municipal de Transportes de la Comunidad de Madrid, uno de ellos fue el que salió ardiendo el pasado jueves en la avenida de los Piconeros. Balance de incidencias: “al menos” medio centenar entre los meses de julio y agosto, confirman las fuente consultadas.

“Iniciamos este grupo en Telegram para estar en contacto y comunicarnos incidencias, muchas de ellas relacionadas con la serie 400- los buses de segunda mano-”, señalan. El funcionamiento es simple: conductor o personal que se entera de una avería la comunica al grupo de mensajería para que quede constancia de fecha y lugar. “Las averías son constantes. Se ha comunicado a la empresa en varias reuniones, pero ésta defiende que el coste de esas reparaciones es menor que el de adquirir nuevos vehículos”,  señalan “pero cuando suceden suponen que el vehículo se queda fuera de servicio. Los usuarios deben esperar un nuevo autobús y los mecánicos y el personal desplazarse al lugar con otro vehículo”, matizan.

Las fuentes consultadas hablan de pequeñas incidencias. “La mayor parte de las averías tienen que ver con las correas, manguitos o problemas con los elementos plásticos de los motores, muy problablemente por el tiempo que estos vehículos han estado parados  en los solares de la EMT antes de que se procediera a su venta”. En este sentido, las averías, aunque pequeñas, son habituales y afectan a la práctica totalidad de los vehículos, algunos con más de un incidente durante el servicio habitual. En ese grupo hay un día del mes de agosto en el que se detectan media docena de averías en los vehículos, señalan. “La cifra de averías es aproximada, ya que hay que tener en cuenta que en ese grupo estamos la mitad de la plantilla y los casos pueden ser más, pero entre julio y agosto se han registrado al menos 50 averías”, confirman.

Tormenta política

El incidente del pasado jueves, más allá de la cuestión técnica, ha generado una tormenta política. Mientras que la presidenta de Aucorsa, Ana Tamayo, defendió ayer la seguridad de sus vehículos, la oposición insistió ayer en sus críticas hacia la gestión de la empresa municipal y, en concreto, a la compra de los autobuses de segunda mano.

Por parte del PSOE, su portavoz, Inmaculada Durán reclamó la inminente retirada de los autobuses de segunda mano y la dimisión de la presidenta de Aucorsa, Ana Tamayo, porque, a su juicio, “ha sido temeraria, porque están circulando por la ciudad vehículos cuyo estado, en cuanto a mecánica y sistema eléctrico, no estaba suficientemente acreditado, tal y como ya advirtieron desde el PSOE”, basándose, según ha recordado, “en un informe técnico del Ayuntamiento de Burgos que recomendaba no adquirir dichos vehículos en la subasta”.

Desde IU, el portavoz municipal, Francisco Tejada, aseguró que “lo que se ha comprado es chatarra” y ha sido “una decisión absolutamente nefasta”, que “afecta a la calidad y la seguridad” del servicio, así como “a la imagen de la empresa”. En este sentido, IU reclamó ayer, por boca de su concejala Pepa Contreras, una reunión extraordinaria y monográfica del consejo de administración de Aucorsa para abordar este asunto.

En este sentido, desde IU se recuerda la decisión del consejo de Aucorsa, de prolongar las revisiones rutinarias de los vehículos de Aucorsa de 20.000 a 30.000 kilómetros. Esta medida se justificó por motivos económicos, aunque en el documento en el que se planteó ya se reconocía “un riesgo mayor” en averías correctivas.

Etiquetas
stats