'Ciclocalles' y señalización para peatones: el nuevo plan de movilidad municipal por el Covid

Un paso de cebra pintado para que no se crucen los peatones.

El Ayuntamiento de Córdoba ha elaborado un plan especial de movilidad adaptado a las circunstancias provocadas por la crisis sanitaria por el Covid-19 y que plantea medidas para beneficiar, por un lado, la movilidad de bicicletas, patinetes y vehículos individuales, y de otro lado, el tránsito ordenado de los peatones.

Así, según ha avanzado el delegado de Movilidad, Miguel Ángel Torrico, este plan contempla la creación de las denominadas ciclocalles: serán vías donde un carril de la calzada -el pegado a la acera derecha en el caso de que haya varios- sea de uso compartido por patinetes y vehículos individuales, así como bicicletas y turismo, con un límite de 30 kilómetros hora de velocidad. El resto de carriles mantendrán su limitación general de 50 km7H y los carriles bici mantendrán su uso habitual en quellas vías donde se ubican.

Torrico ha explicado que con estas ciclocalles "se pretende pacificar el tráfico y el mantenimiento de la seguridad entre usuarios de vehículos personales". Se trata de una medida "reversible" en función de la situación de la pandemia y que se establecerá en avenidas principales, con un total de unos 20 kilómetros de ciclocalles en la ciudad. Se trata de "conectar con seguridad todos los barrios de la ciudad y los polígonos de Chinales y La Torrecilla".

Torrico ha indicado que esta medida cuenta con "un alto grado de conciencia" entre los sectores implicados para la movilidad de la ciudad, aunque aún falta por consensuar algunos extremos. El gobierno municipal espera que en dos semanas se pueda instalar y pintar la señalización en la calzada de estas ciclocalles, tanto en señalización vertical como horizontal. "Todas las grandes ciudades van en esa línea, independientemente de su color político, apostando por esa movilidad alternativa", ha defendido.

Ordenar el flujo de peatones

De otro lado, el plan de movilidad adaptado al Covid-19 incluye medidas para ordenar el flujo de peatones tanto en vías principales como en los pasos de cebra. Este mismo viernes se iniciará la señalización para pintar los sentidos para cruzar por estos pasos, evitando que las personas se crucen, para mantener el distanciamiento que se pide frente al coronavirus. "Se trata de poder cruzar con las máximas condiciones de seguridad", ha dicho Torrico.

Así, habrá sentidos de ida y vuelta en los pasos de peatones en Paseo Victoria, República Argentina, Ronda de los Tejares, Gran Capitán, Avda de la Igualdad, Avda América hasta Bulevar Hernán Ruiz, plaza de Colón y Molinos Alta, Ada Aeropuerto, Avda Medina Azahara, Avda Gran Vía Parque, Avda Viñuela y Jesús Rescatado, Avda Almogávares, calle Santa Rosa, Plaza de Costa Sol y Damasco.

Sentido único en las aceras

Otra de las medidas que incluye el plan es, en vías que así lo permitan, ordenar el flujo de las aceras en las principales vías comerciales. Con señalización pintada en el suelo, se establecerá el sentido para los peatones en cada acera. Así, esto se hará en Concepción, Gondomar, Bulevar Gran Capitán, Cruz Conde, los paseos de República Argentina y La Victoria, Gran Vía Parque, Jesús y María, Santa Victoria, Duque de Hornachuelos, San Miguel, San Felipe, Córdoba de Veracruz y Manuel de Sandoval, entre otras. El objetivo es que no se crucen las personas al caminar por la calle.

Se establecerá un sentido único para peatones en cada acera en las calles Claudio Marcelo, Medina Azahara, Jesús Rescatado, Alcalde Sanz Noguer, avenida de Cádiz, Menéndez Pidal, Pintor Espinosa, Camino de los Sastres, Antonio Maura, Damasco y avenida de Manolete, entre otras. Las medidas para los peatones serán "de aplicación inmedid¡ata".

Etiquetas
stats