La cesión del estadio se atasca aunque ya hay principio de acuerdo

Vista aérea de El Arcángel | MADERO CUBERO

Las partes están de acuerdo, pero todo se ha atascado. El Córdoba Club de Fútbol y el Ayuntamiento de la ciudad tienen un principio de acuerdo sobre un asunto que urge: la cesión del Estadio Municipal El Arcángel. Las dos partes saben ya cómo quieren hacerlo, pero el asunto está siendo analizado con lupa por la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento, que entiende que hay asuntos que aún no están claros y que hay que mejorar.

El Ayuntamiento está dispuesto a hacer todo lo posible por resultar un asunto que ninguna Corporación ha podido arreglar desde que a principios de los años noventa se construyó el estadio junto al Guadalquivir. El Córdoba Club de Fútbol, por su parte, necesita ese acuerdo por una cuestión clave: es necesario para equilibrar unas cuentas que ahora mismo le abocan, de seguir así, a la disolución. El presidente del club, Jesús León, pretendía tener la cesión de este bien antes de final de año. O al menos antes de la Junta de Accionistas que el club celebrará el 10 de enero. Pero no va a poder ser. O al menos, no podrá ser como se pretende para equilibrar los números.

Según ha podido saber este periódico, el acuerdo entre las partes (que no es un expediente de cesión, aún) está atascado en la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento, a la que le asaltan muchas dudas. Las fuentes consultadas por este periódico señalan que el asunto está aún en "trabajos previos" y admiten que difícilmente esté resuelto cuando quiere el Córdoba Club de Fútbol, al que le urge. Las partes están de acuerdo en seguir el modelo de cesión del estadio municipal de Los Cármenes al Granada.

¿Cuáles son las dudas de la Asesoría Jurídica? Muchas, pero principalmente hay una clave. Técnicamente, el Estadio El Arcángel sigue estando en obras. Y otra: la parcela es un bien único. El Ayuntamiento no ha segregado el Estadio en partes, y ocupa oficinas en Preferencia. Además, los bajos del Fondo Sur se usan como almacenes de las carrozas y bateas de las cabalgatas de los Reyes Magos y el Carnaval por parte del Área de Promoción de la Ciudad del Consistorio. Es decir, o el protocolo se firma para ceder todo el bien o por partes, como se pretendía, no se puede hacer.

Actualmente, el Ayuntamiento y el Córdoba coinciden en una cesión exclusivamente deportiva. El club, por tanto, podría usar el campo de fútbol, cobrar entradas a los aficionados y hasta explotar, comercialmente, una tienda, pero poco más. Ni hotel ni otro tipo de aprovechamientos. Pero incluso para esa cesión hay dudas en la Asesoría, que trata de encajar un expediente muy legalista.

En Granada, el Ayuntamiento y el club renuevan todos los años un convenio que no es una cesión. Es, básicamente, lo que tienen el Ayuntamiento de Córdoba y el equipo blanquiverde desde los años noventa: una especie de preacuerdo, de declaración de intenciones, donde las partes se comprometen a arreglar, al año siguiente, la cesión de una manera definitiva, pero no se logra. El preacuerdo entre el Córdoba y el Ayuntamiento no se firma desde el año 2010. Lleva ocho años en precario y funcionando de manera alegal.

Las partes pretenden que el club no tenga que abonar un canon a cambio de determinadas concesiones. Una es clave: el Córdoba CF se encargaría de cambiar la iluminación, una exigencia de la Liga. También abonaría todas las facturas de la luz (hasta ahora las paga el Ayuntamiento) y se encargaría de las labores de reparación y mejora del estadio. El canon podría, incluso, eximirse a largo plazo si el Córdoba se compromete con el Ayuntamiento a obras concretas, como serían la mejora de los accesos o hasta la reforma de la Tribuna.

El Ayuntamiento maneja cifras de lo que debería ser el canon. Pero esas cifras aún no han pasado por un servicio municipal que se considera clave para que todo salga bien: la Intervención General.

Con el calendario en la mano, el Ayuntamiento solo puede celebrar en diciembre una Junta de Gobierno Local, la próxima semana. Las fuentes coinciden en que es imposible que el asunto llegue entonces a esta cita. Dudan, incluso, que pueda estar en cualquier fecha de enero, por lo que los cálculos de los gestores blanquiverdes para cuadrar las cuentas no más optimistas que realistas. Aún así, se sigue trabajando intensamente. Y las fuentes insisten en que el acuerdo puede estar cerca.

Etiquetas
stats