Certificado de calidad para la artesanía cordobesa

Puesto de artesanía | MADERO CUBERO
Los artesanos del casco esperan que el reconocimiento como  Zona de Interés Artesanal sirva para revitalizar el sector y diferenciar los productos hechos a mano de las “baratijas”

Detrás de un artesano hay un artista, una técnica propia, una manera de trabajar. Así lo defenderá a partir de ahora el casco histórico cordobés, recientemente nombrado Zona de Interés Artesanal (ZIA) por la Consejería de Turismo de la Junta. Concretamente, 11 talleres y una zona comercial que integra oficios como cerámica, platería califal, cordobanes, marroquinerías, estampaciones textiles o imaginería.

Todos los artesanos coindicen en la importancia que este reconocimiento supondrá para la zona, que valorará aún más el carácter artesanal de sus creaciones. Los artesanos cordobeses aglutinan casi la mitad de las nueve zonas reconocidas en el conjunto de la comunidad, junto a La Rambla, Castro del Río y Los Pedroches.

Así, el secretario de la Asociación Cordobesa de Artesanos (ACA), José María Ruiz, con más de 30 años dedicado a la artesanía, cree que este nombramiento supone un paso adelante para el sector. “Servirá para que la Administración se tome más en serio los diferentes oficios y la visualice más”.

José María Ruiz sabe que con la crisis son muchos los que se apuntan al carro de lo “hecho a mano” y por eso confía en que el nombramiento sirva para diferenciar la calidad. “Hay mucha maraña, por eso si limpiamos el polvo de la paja veremos quién es quién realmente en este maremágnum de tiendas que venden artesanía”.

Para obtener esta denominación, el comercio deberá obtener el reconocimiento y etiqueta de “taller” de la Junta de Andalucía, así como figurar en el registro de artesanos de la Junta y estar situado en la zona del casco histórico. A partir del mes de septiembre podrán observarse placas indicativas de los lugares que han obtenido esta distinción.

Algunos trabajadores del cuero, como José Rodríguez reclaman a la Junta que, más allá de los reconocimientos, atienda más al gremio de la artesanía, ya que si no tenderá a desaparecer y no se producirá un cambio generacional. “Han reducido los estudios en la Escuela de Arte de cinco a dos años y los jóvenes salen sin preparación alguna”, indicó.

La Consejería de Turismo presentó este viernes un proyecto de ayudas y subvenciones para revitalizar el sector y pretende invertir 1.500.000 de euros en esta nueva tarea. Esta ayuda irá destinada a las asociaciones de artesanos y a los artesanos con carácter individual. En el mes de septiembre, se modernizarán los talleres y se creará una denominación de origen. Los artesanos tienen hasta el mes de agosto para solicitar estas ayudas.

El platero, Ángel Cerezo asegura que seguirán presionando para que el proyecto se lleve a cabo finalmente; tiene claro que ayudará a que la gente reconozca un producto de calidad y, por ello, que aumenten las ventas. “Hay mucha gente que aprecia la calidad pero otros, no es que no la aprecien, es que compran baratijas pensando que es plata cordobesa y está claro que la plata no cuesta 3 euros”.

Etiquetas
stats