Cecosam dice que no exhumará restos de familias que no puedan pagar

Avisos de exhumaciones en lápidas del cementerio de la Fuensanta | MADERO CUBERO
La empresa municipal de cementerios concreta que el consejo de administración tomó una decisión que encuadra dentro de la normalidad de su funcionamiento | Facua denuncia “falta de sensibilidad”

La empresa municipal de cementerios Cecosam está desarrollando desde hace algunas semanas una actuación para regularizar la situación de las unidades de enterramiento y dar así cumplimiento al reglamento de la misma, tal y como requirió el interventor y aprobó el consejo de administración de la empresa, con los votos a favor de todos sus componentes a excepción de los del PP que se abstuvieron, según ha señalado a través de una nota de prensa.

La actuación “no supone ninguna novedad en el funcionamiento de Cecosam”, según el Ayuntamiento, que ya durante el pasado mandato procedió a la exhumación de 250 enterramientos para liberar terrenos donde poder construir nuevas unidades. Ahora, la acción se está centrando en la comunicación a las familias afectadas del vencimiento del plazo para abonar los derechos de sus sepulturas o bovedillas.

Estas actuaciones, aprobadas por el consejo de administración, se están desarrollando en el cementerio de San Rafael, donde se encuentran en esta situación 1.427 bovedillas y 736 sepulturas y se han iniciado en el la Fuensanta, donde existen un total de 1.513 bovedillas.

El procedimiento seguido desde Cecosam se basa en la comunicación previa en aquellos casos en los que se dispone de información y en la colocación de una pegatina en los enterramientos, de los que no se dispone información de contacto. Esta medida ya se ha hecho extensiva a todas aquellas unidades de enterramiento que han vencido sus plazos de pago y que en muchos de los casos datan de hace 50 años.

Previo a la colocación de dichas pegatinas se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), en la web de la empresa y en el tablón municipal, el listado de casos afectados por los vencimientos, ya que en muchos se trata de enterramientos abandonados cuyos familiares no han contestado a las cartas remitidas desde la empresa.

Uno de los principales objetivos de estas medidas es poder identificar aquellas familias de las que no se tienen datos, para saber exactamente cual es su situación, ya que en caso de no poder hacer frente al pago desde Cecosam se está abierto a negociar un aplazamiento del mismo con toda flexibilidad, según señala el Consistorio.

En aquellos casos en los que no se pueda localizar a las familias afectadas, o estas no quieran reclamar los restos, se procederá a la incineración de los mismos, depositándose las cenizas en el columbario común. En los casos de las sepulturas no se procederá a la exhumación, pero si se adecentará la zona, ya que en la mayor parte de los casos las mismas se encuentran abandonadas desde hace años.

“En ningún caso puede entenderse esta actuación como una presión a los usuarios, ya que se trata de un procedimiento habitual tanto en Cecosam como en otras empresas similares de otras ciudades y que pretende, en buena medida, conseguir identificar aquellas personas que pueden tener dificultades a la hora de hacer frente a los pagos, para las que se arbitrarán las facilidades necesarias y aquellos casos, muy numerosos, en los que estamos ante enterramientos abandonados”, concluye el Consistorio.

Denuncia de Facua

Por su parte, la Federación de Consumidores Facua Córdoba ha denunciado la “falta de sensibilidad de la empresa municipal de cementerios de la capital”, que, asegura, “está amenazando a los familiares de más de 2.200 difuntos con la exhumación de sus restos”.

El aviso se debe a que los afectados no se encuentran al corriente de pago de las correspondientes tasas de mantenimiento. La asociación critica además que Cecosam haya instado a los familiares de los fallecidos a ponerse al día en los pagos colocando pegatinas sobre los nichos con advertencias como “Unidad vencida” o “Exhumación forzosa el 1 de septiembre”. El Ayuntamiento ha publicado además en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) los nombres de los difuntos cuyas familias deben el dinero de las tasas.

Entre otras medidas, Facua Córdoba considera imprescindible ampliar los plazos de las exhumaciones a fin de garantizar que las mismas se realicen de forma debida. Igualmente, solicita que para aquellos usuarios con importes adeudados elevados se ofrezcan alternativas de pago fraccionado que les faciliten poder cubrir esos gastos sin tener que realizar un abono excesivo en un único plazo.

La asociación lamenta que Cecosam esté ejecutando esta presión sobre los usuarios de los camposantos “con formas más propias de una empresa de cobro de morosos que de un ente al que se le debe suponer una actuación sensible, como es la relacionada con la gestión de los cementerios de la ciudad”.

Ampliar los plazos y facilidades de pago

Facua Córdoba llama a los responsables de la gestión de los recintos a realizar una reflexión al respecto, a fin de que primen los aspectos asistenciales y de servicio sobre los puramente económicos, lo que, a juicio de la organización, “provoca un cada vez más evidente proceso de mercantilización de los cementerios”.

En este sentido, Facua Granada ya denunció a comienzos de abril que la empresa municipal que gestiona el cementerio de la ciudad, Emucesa, por querer exhumar a más de 16.000 difuntos del camposanto, y exigió al alcalde que el proceso de cobro se realizase de forma adecuada y empática.

Etiquetas
stats