Cañete lleva su mercadillo a la noche para potenciar las compras y el consumo en bares

.

El municipio cordobés de Cañete de las Torres ha decidido dar un paso adelante para ayudar a los vendedores ambulantes y ha puesto en marcha una iniciativa para paliar las pérdidas de este sector durante la pandemia: cambiar el mercadillo matinal por otro nocturno y trasladarlo de ubicación a una zona más céntrica, favoreciendo así una mayor afluencia de público.

En esta localidad, el mercadillo se celebraba los sábados por la mañana y en una zona industrial. La precaución ante posibles rebrotes -a pesar de que en Cañete tan sólo ha habido un caso- y las altas temperaturas llevaron al equipo de gobierno a plantear un cambio en la concepción del mercadillo, idea que los vendedores ambulantes valoraron muy positivamente.

Tal y como explica a este periódico el alcalde del municipio, Félix Romero, este nuevo modelo de mercado estará durante las noches de julio y agosto, en horario de 21:00 a 00:00. El lugar elegido, el Parque de Andalucía, obedece también a que es el emplazamiento en el que se aglutina el mayor número de bares y restaurantes. “Queríamos que se diera esa simbiosis entre mercadillo y hostelería” para que ambos sectores puedan ayudarse entre ellos.

La prueba piloto se realizó el pasado 3 de julio, una experiencia para el alcalde “muy positiva” y de mucho “éxito” gracias a que la temperatura mejora por la noche y a una mayor accesibilidad para sus vecinos. El cambio de día de este mercado ha permitido, además, que vendedores ambulantes de otras localidades puedan poner sus puestos ya que los sábados se encontraban trabajando en otros municipios. Asimismo, el Ayuntamiento lo ha dotado de una iluminación característica “que da el aspecto de un mercado” de playa.

En relación a las medidas adoptadas por el coronavirus, Romero recuerda que todos los asistentes están obligados a respetar los protocolos establecidos, como el uso de mascarillas y de gel hidroalcohólico y seguir el recorrido señalado, se sentido único.

Sobre si éste será el futuro del mercadillo, el regidor prefiere guardar cautela, sobre todo, por la incertidumbre del desarrollo de la pandemia. Aún así señala que el horario nocturno para los meses de invierno tampoco sería el más idóneo.

Etiquetas
stats