Las cámaras 'ponemultas' también están “en estudio”

Imagen de la cámara que sanciona el paso no autorizado por Tendillas | MADERO CUBERO
El gobierno local quiere “repensar” el sistema por la “mala imagen de la ciudad”, ya que la mayor parte de los afectados son turistas | Detectan errores de señalización en varias de ellas y sopesan iniciar una campaña informativa dirigida a hoteles y foráneos

Una imagen “muy mala” de la ciudad, detectada a través de comunicaciones directas, reseñas en Internet y contactos con responsables del sector de la hostelería y todo a cuenta de las cámaras ponemultas, colocadas en puntos turísticos como la Puerta del Puente, Tendillas o los accesos al casco histórico. Al igual que ocurre con varias de las actuaciones del anterior gobierno local (PP), la medida está ahora mismo sobre la mesa y se anuncia “en estudio” por parte de los actuales responsables de la gestión en Capitulares.

El Área de Movilidad tiene prevista, nada mas concluir el verano, una reunión en la que se va a abrir el debate acerca del carácter recaudatorio de estos dispositivos, cuyos principales damnificados son los turistas que visitan Córdoba y que, se estima, aglutinan el cerca del 70% de las multas que, tras su viaje, les llegan a sus domicilios. Preocupa la imagen de la ciudad, en especial la que se lleva el visitante nacional que, tras pasar unos días en Córdoba, se encuentra con la sorpresa de unas sanciones que, en el mejor de los casos, se elevan a 90 euros, aunque pueden llegar hasta 500.

Junto a esto, Movilidad ha detectado que varios de estos dispositivos, caso de la cámara ubicada en Tendillas, están mal señalizados para el conductor y que en otros como los del entorno de la Mezquita se echa de menos más comunicación o información a los visitantes, que podrían evitar la sanción poniendo su matrícula en conocimiento de los hoteles que les dan acogida. A esto hay que unirle errores no achacables a nadie, como que los principales dispositivos de navegación no tengan actualizadas sus bases de datos y señalen como transitables zonas que están restringidas al tráfico.

Ante esto, el nuevo gobierno local tiene previsto “replantearse” el actual sistema de ubicación de las cámaras, incidir en el mensaje de que no son dispositivos exclusivamente recaudatorios, mejorar los errores de señalización, plantear “algún tipo de fórmula educativa”, así como incidir en la colaboración con los establecimientos hoteleros y actualizar de una vez por todas las bases de datos de los navegadores, para que, si se produce la sanción, no sea por errores propios que vayan en perjuicio de la imagen de la ciudad.

Etiquetas
stats