Cajasur rechaza despidos a cambio de recortes salariales y bajas voluntarias

Mario Fernández, presidente de BBK Bank Cajasur. FOTO: MADERO CUBERO
Aspromonte emite una circular dirigida a los empleados de la caja de ahorros explicando que la entidad prevé reducciones de sueldos de entre un 2 y un 15%

Cajasur no va a despedir a ninguno de sus 2.100 trabajadores. La entidad financiera se ha reunido hoy con los sindicatos para explicarle, en cambio, qué medidas piensa aplicar después del ajuste que le va a suponer renunciar al cobro de la cláusula suelo en más de 40.000 hipotecas, ordenada por el titular del Juzgado de lo Mercantil de Córdoba. Según ha informado Aspromonte, el sindicato mayoritario en Cajasur, a través de una circular dirigida a sus trabajadores esta mañana la dirección de la caja de ahorros propiedad de la BBK se ha comprometido a no despedir a nadie a cambio de recortes salariales y bajas voluntarias.

De esta manera, y según la circular de Aspromonte, las medidas que proponen son: Bajas incentivadas completamente voluntarias, suspensiones de contrato temporales también completamente voluntarias, una reducción de jornada voluntaria de un 50% durante 3 años (si no se alcanza un cupo determinado la entidad podrá incorporar más empleados hasta alcanzarlo), reducción salarial temporal “y totalmente recuperable” de entre un 2% y un 15% dependiendo del nivel de cada trabajador y la suspensión de la aportación al plan de pensiones durante 2014.

“Somos conscientes de que CajaSur tiene un problema y por ende los empleados, pero esta propuesta carga sobremanera en los trabajadores”, asegura Aspromonte en su circular, a la que ha accedido este periódico. “Vemos en los 17 millones un exceso y creemos que el reparto debe de ser más equitativo. No podemos perder de vista que llevamos cuatro años de congelación salarial, gracias a los firmantes del convenio nacional y que además hemos visto desaparecer tres pagas, la de beneficios, la paga fija lineal o paga del día del ahorro y la parte variable de incentivación”. Los sindicatos y la empresa se han emplazado a una nueva reunión el próximo martes, para aclarar estos puntos.

Toda esta situación deriva del auto emitido por Fernando Caballero, el juez de lo Mercantil de Córdoba, en el que desestimaba el recurso presentado por Cajasur contra un escrito anterior en el que el mismo magistrado ordenaba la ejecución provisional de la eliminación de las cláusulas suelo de la entidad para más de 40.000 clientes, acordada en la sentencia de Primera Instancia. De esta forma, de manera automática, estas familia se verán beneficiadas por la eliminación de la clausula suelo de sus hipotecas concertadas con Cajasur.

La Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) pidió el 27 de septiembre al juez que ordenase dejar de cobrar la cláusula suelo en más de 40.410 hipotecas a partir del próximo 1 de octubre. El juez había ordenado a Cajasur a eliminar la cláusula suelo de las hipotecas que tienen un tipo mínimo de interés de entre el 3 y el 4%.

La caja, sin embargo, recurrió el auto del juez, que obliga a la ejecución provisional de su sentencia. Tras algo más de un mes, el juez ha declarado válida su propia decisión. Cajasur también ha llevado esta decisión judicial al Tribunal Supremo, donde la ha recurrido.

Esta sentencia no afecta a todas las hipotecas de Cajasur. Por ejemplo, la caja tiene firmadas otras cláusulas suelo con unas 60.000 familias en toda España con tipos de interés mínimos de un 2,5% y un 3,25%. Estas cláusulas aún no han sido revocadas por abusivas, como ha ocurrido con las del 3 y el 4%. El proceso judicial para esos casos sigue adelante. Ausbanc anima a los poseedores de ese tipo de hipotecas a presentar demandas individuales ante los tribunales.

Etiquetas
stats