Caja Rural eleva su volumen de negocio en un 11,31%

.
El grupo crediticio presenta una ratio de morosidad cinco puntos por debajo de la media del sector

La Caja Rural de Córdoba ha aprobado a través de su Asamblea General y por unanimidad las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2013, según han informado a través de una nota de prensa. La entidad ha cerrado el ejercicio 2013 con un volumen de negocio de 8.916 millones de euros y con un crecimiento en el volumen de recursos gestionados de clientes de un 11,31%.

Según ha destacado el grupo crediticio, su ratio de morosidad se ha situado casi cinco puntos por debajo de la media del sector, “a pesar de operar en Andalucía, donde hay una tasa de desempleo superior a la media”. Su ratio de cobertura ha continuado fortaleciéndose, manteniendo la provisión genérica al máximo establecido del 125%.

El ratio de solvencia que presenta a nivel consolidado se ha situado en el 14,62% y que tras la salida de Caja Rural de Extremadura se sitúa casi en el 16% y de capital principal del 13,18%, cumpliendo holgadamente con los mínimos regulatorios, 8% y 9% respectivamente.

El resultado de la actividad de la explotación antes de provisiones ha ascendido a 73,5 millones de euros y el resultado del Grupo antes de impuestos a 13,2 millones de euros un 31,84% mayor que el ejercicio anterior.

Fitch reafirmó el pasado mes gracias a los datos anteriormente expuestos, el rating de la Caja que se sitúa en el BBB, y que coloca a la Entidad en los primeros puestos del sector financiero español, afianzando su fortaleza como Entidad según palabras de la agencia “sólidamente capitalizada y financiada con una amplia base de depósitos, y un alto nivel de liquidez”.

Etiquetas
stats