Cae una banda internacional que movía droga en buses de línea

Droga intervenida por la Guardia Civil en la operación.
La Guardia Civil intervino 25 kilos de droga a un traficante que se hacía pasar por un pasajero de un autocar de transporte público

La Guardia Civil, tras ocho meses de investigación conjunta con las policías alemanas de Frankfurt y BKA, ha dado por finalizada la llamada Operación Teco que ha desarticulado una banda internacional que traficaba con droga usando autobuses de línea, informa una nota de prensa. La organización criminal estaba asentada en varios países y dedicada al tráfico transnacional de drogas desde Marruecos a Málaga, y desde allí a Wiesbaden (Alemania), utilizando Melilla como centro de operaciones. En la ciudad autónoma es donde se planificaban los transportes de la droga y se efectuaban los pagos de dinero. La operación estaba tutelada y dirigida por el Juzgado de Instrucción número 3 de Melilla y autoridades judiciales de Frankfurt.

En la provincia de Córdoba, dentro del marco de esta operación, por efectivos de la Comandancia se intervinieron en la A-45 (Córdoba-Málaga), durante la inspección de un autobús y pasajeros del mismo, que circulaba por el término municipal de Lucena, 25 kilogramos de hachís ocultos en una maleta y procedieron a la detención del supuesto propietario.

La organización estaba compuesta por ciudadanos españoles y marroquíes en su mayoría, así como un alemán y un búlgaro. El líder de la organización, de origen melillense, se desplazaba a Alemania para distribuir el hachís y desde allí a otros países como Macedonia, Bulgaria, Holanda e Italia.

La organización criminal introducía la droga procedente de Marruecos en urbanizaciones de lujo de la Costa del Sol, que utilizaban como cobertura a modo de guarderías. Para ello, empleaban tanto vehículos con doble fondo por el puerto de Melilla como embarcaciones de alta velocidad, que alijaban vía mar Mediterráneo en la costa malagueña. Una vez la droga en la guardería, la preparaban, etiquetaban y envasaban al vacío acorde con su calidad, quedando así dispuesta para el envío.

La red criminal realizaba las transacciones del pago de la mercancía que introducían en Alemania mediante el sistema del cambista, utilizando para ello personas de la máxima confianza que llevaban el dinero en mano a un establecimiento alemán y retornaba a Melilla a un locutorio telefónico; de esta forma no dejaban rastro del flujo monetario en entidades bancarias o financieras.

Realizado el pago, la organización transportaba la droga -hachís- usando diferentes modalidades. El primer método detectado fue el transporte en autobuses de línea regular Málaga-Frankfurt. Para ello, la droga la introducían en maletas que portaban como si fuesen viajeros. Otro método utilizado era el envío en vehículos con dobles fondos escoltados por vehículos lanzadera. Por último, también usaron camiones de plataforma de transporte de vehículos, aprovechando el tráfico existente desde Málaga hasta Alemania.

Las diversas fases de explotación han permitido identificar la organización criminal al completo: desde los proveedores en Marruecos hasta los vendedores en Alemania y otros países. Para ello ha sido esencial la colaboración de la Policía de Marruecos y de Bulgaria. Se ha detenido a 33 personas en España y Alemania, país este último donde se encuentran detenidas dos personas naturales de Melilla, líderes de la organización. Otras 4 quedan identificadas y se encuentran en requisitoria, tras emitirse las correspondientes órdenes internacionales-europeas de detención.

Han sido del orden de 700 kilogramos de droga del tipo "hachís" los intervenidos, 12 vehículos y 2 embarcaciones deportivas, así como diversos bienes inmuebles y cuentas bancarias inmovilizadas por valor de 1 millón de euros. La investigación ha sido dirigida por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Melilla, con el apoyo de sus homólogas de Córdoba, Málaga y Palencia, así como otras Unidades del Cuerpo, como el Servicio Aéreo , Servicio Marítimo y GEAS en la recuperación de droga en el mar y GRS para la cobertura y seguridad en los registros domiciliarios. Asimismo, durante la fase de investigación y explotación en la ciudad de Melilla, ha sido fundamental la participación activa de la Policía Local.

Etiquetas
Publicado el
4 de diciembre de 2015 - 14:43 h
stats