El Cabildo quiere un cristal abatible que deje ver el patio en la segunda puerta

Interior de la Mezquita Catedral, con la celosía abierta | MADERO CUBERO

El deán presidente del Cabildo Catedral, Manuel Pérez Moya, ha informado este jueves que ya se ha culminado el estudio arqueológico que se está realizando en la segunda puerta de la Mezquita-Catedral. Ahora toca decidir qué elemento se coloca en el vano. Y en este asunto, que requiere la opinión de la Junta de Andalucía, el Cabildo lo tiene claro: un cristal abatible que permita ver desde el interior del templo el Patio de los Naranjos.

Pérez Moya ha aprovechado su comparecencia tras presentar la restauración del retablo de la capilla de San Mateo y Limpia Concepción de Nuestra Señora para hablar de la segunda puerta de la Mezquita-Catedral y el estado del proyecto tras la retirada de la celosía. En este sentido, el deán ha apuntado que el estudio arqueológico ha "mostrado lo complicada que era esa estructura", una celosía que ha descrito como "probablemente desproporcionada", y que "presionaba sobre el muro norte de una manera horrible, según los arqueólogos".

"Esa estructura, volverla a poner sería prever que dentro de unos años haya que volver a actuar. Porque es una amenaza en definitiva a la estructura del muro norte de la Mezquita Catedral", ha apuntado Pérez Moya, que ha añadido que "las otras celosías también dañan al muro" y que, tarde o temprano, habrá que buscar "el método científico" que pueda "corregir esa influencia negativa que tienen".

Los trabajos en la segunda puerta revelan la integración del patio

Con respecto a la segunda puerta, que ha quedado, según ha dicho, "limpia" de todo obstáculo, se va a apostar desde el Cabildo por la sustitución de la celosía por una puerta de cristales transparente abatible en dos hojas y por la que penetre la luz. No obstante, el deán ha aclarado que esto requiere un trabajo conjunto con los arquitectos de la Junta de Andalucía.

Lo que sí ha avanzado es que el proyecto del cabildo recuperará la integración del patio desde el edificio. "Incluso la misma estructura de cómo se plantaron los árboles configura la misma forma interna de las columnas. Con lo cual hay una sintonía entre lo que es la naturaleza y el edificio arquitectónicamente", ha apostillado Pérez Moya, que cree que eso no se puede perder y que habrá que estudiar cuál es el mejor proyecto.

Etiquetas
stats